Mecánicas de juego que los shooters deberían eliminar de una vez por todas

Parecía que en la pasada generación de consolas los shooters en primera persona habían vivido su época dorada gracias a sagas como Call of Duty o Battlefield, pero durante los últimos años hemos podido disfrutar de Titanfall, Wolfenstein, Doom, Overwatch y un sinfín de videojuegos del género. La calidad de muchos de ellos es incuestionable, pero la saturación en el mercado también hace que se repitan errores constantemente.

Es por ello que hoy queremos hablarte de algunas mecánicas de juego que los shooters actuales incorporan por regla general y que nosotros creemos que deberían eliminarse de una vez por todas no solo para tener productos diferenciados, sino para apostar por mayor realismo en la propuesta. Sin más dilación te dejamos con nuestras ideas personales y te invitamos a que nos dejes las tuyas propias en la caja de comentarios.

Munición infinita

Como su propio nombre indica la principal función que debemos hacer en un shooter es disparar a todo lo que se mueva, de modo que los desarrolladores se esfuerzan por mantenernos bien provistos de munición. Sí, la munición nunca se nos acaba. Es por ello que creemos que, por una vez, estaría bien ver un shooter en primera persona en el que hay que pensarse un poco más eso de ir disparando a lo loco. Racionar la munición.

Regeneración de salud

Una de las mecánicas que más triunfó durante la pasada generación fue la de la regeneración de salud mientras no recibamos disparos. Aunque en algunos shooters de corte futurista esta mecánica tiene sentido, lo cierto es que en la mayoría sería mejor apostar por la recolección de botiquines o por tener que encontrar la ayuda de un aliado médico para poder recuperar la salud. Ganaríamos mucho en realismo.

Barriles rojos

Da igual de qué género estés hablando. Si es un videojuego de acción habrá barriles explosivos, normalmente de color rojo. Estamos de acuerdo en que nuestros enemigos no serán los más avispados del mundo, pero tampoco entendemos que sean tan estúpidos como para colocarse al lado de barriles que explotan. Están pidiendo que disparemos ahí para hacerles saltar por los aires y eso no tiene ningún sentido…

Cargar con un sinfín de armas

Cada vez más nos topamos con videojuegos que solo nos permiten llevar un par de armas encima. Lo agradecemos, pues aquello de coleccionar todo el armamento que nos encontremos a lo largo y ancho del juego acaba haciéndonos sentir en una ficción muy inverosímil. Es cierto que en el rol es una mecánica clásica, pero los videojuegos más enfocados a la acción directa deberían optar por otro tipo de mecánicas de juego.

Matar a todos los enemigos para avanzar

Sí, en los shooters se nos pide matar para avanzar en la historia, pero hay una cosa que todavía no acabamos de entender. Salvo muy pocas excepciones, en la mayoría de títulos del género debemos despejar todas y cada una de las zonas de enemigos para poder avanzar. ¿Tan difícil es dejar al jugador que juegue como prefiera? Sería genial tener opciones en las que podamos seguir avanzando sin tener que matar a todo el mundo.

Cuchillos poderosos

En los shooters especialmente enfocados al terreno multijugador no solo tenemos la opción de disparar, sino que también podemos atacar cuerpo a cuerpo con un cuchillo. Seguramente, si eres jugador habitual de estos juegos, estarás harto de disparar sin cesar a un enemigo y que éste se acerque y te mate de un cuchillazo. Sí, personalmente creemos que los cuchillos deberían dejar de ser tan poderosos en los shooters.

Devolver las granadas

No ponemos en duda que alguien con muchos bemoles y con gran habilidad pudiera localizar la granada que le acaban de tirar, cogerla y devolverla con precisión al enemigo, pero la realidad es otra. La única opción lógica y racional cuando ves una granada es correr para no sucumbir ante la explosión, de modo que, en nuestra humilde opinión, la mecánica de devolver las granadas debería desaparecer cuanto antes mejor.

 

Cerrar