Metal Gear Solid 5: Crean una prótesis médica basada en el brazo biónico de Venom Snake

Metal Gear Solid 5: Crean una prótesis médica basada en el brazo biónico de Venom Snake

Lo videojuegos pueden servir para más de lo que muchos creen. No son únicamente focos de violencia que engendran psicópatas, sino que pueden contribuir a la evolución de la medicina gracias a aparatos que vislumbraron en sus historias. ¿No te lo crees? Pues deberías, ya que el proyecto The Phantom Limb tiene en mente devolverle una extremidad a James Young, un joven que perdió su brazo en un accidente, basándose en el diseño que llevaba Venom Snake en The Phantom Pain.

Young, quien se ha declarado aficionado a los videojuegos, nunca pensó que en este mundo virtual estaría la respuesta al accidente que sufrió en 2012 y que hizo que le amputaran su brazo izquierdo. Años después de perder esta extremidad, el proyecto The Phantom Limb ha conseguido crear una prótesis inspirada en el quinto juego de la saga de Metal Gear Solid.

De hecho, incluso Konami ha colaborado con la doctora Sophie de Oliveira para diseñar este brazo biónico. Un grupo de ingenieros se han encargado del resto y han logrado desarrollar esta prótesis, que incluso permitirá a Young incluso controlar sus dedos. Por si no te hubieras sorprendido aún de ver este brazo robótico deberías conocer algunos de sus “extras”.

La nueva extremidad artificial de Young cuenta con un cargador de móvil incorporado en su mano e incluso un smartwacth de serie. ¿Alucinante? No tanto como el dron que está incorporado en el hombro de este joven británico, según los diseños. Si bien no alcanzan el nivel del brazo cohete de Venon Snake, sí que supondría un gran paso el permitir que una persona incorpore estos gadgets en una de sus extremidades.

Young aún no controla su nuevo brazo de forma independiente sino que necesita la ayuda de otra persona. Para solucionar este problema el joven inglés busca ayuda económica para someterse a un proceso llamado osteointegración, con el que unirá su brazo robótico al hueso a través de titanio. Para ello ha puesto en marcha una campaña en GoFundMe con la que espera recaudar las 95.000 libras que cuesta el tratamiento.

La idea una vez acabado este proceso es convertir esta historia en un documental que narre punto por punto este desarrollo. Una muestra clara de cómo la industria del videojuego no tiene que estar reñida con el desarrollo ya que de vez en cuando nos trae historias como estas.

Quizás la industria biomédica quede algo lejos para el ser humano de a pie, pero siempre podrás construir por ti mismo un pip-boy con el que sentirte como uno de los supervivientes del apocalipsis nuclear de la saga Fallout.

Publicaciones relacionadas

Cerrar