Metal Gear Solid: El Codec contiene algunos de los mejores secretos de la saga

Hace unos meses celebramos el trigésimo aniversario de la saga Metal Gear, que más tarde pasó a ser conocida como Metal Gear Solid. Su padre, Hideo Kojima, debe toda su fama a esta maravillosa franquicia de acción, sigilo, infiltración, espionaje, intrigas políticas, traiciones y guerras nucleares a gran escala, pero ahora ya hace un tiempo que la ha dejado y se encuentra trabajando en el misterioso y esperado Death Stranding.

La saga Metal Gear sigue en manos de Konami, que el año que viene intentará sorprendernos con el peculiar Metal Gear Survive, pero no existe motivo para no celebrar lo fantástica que ha sido esta serie a lo largo de las últimas tres décadas y repasar algunos de los mejores secretos y curiosidades que contenía. En ese sentido, hoy queremos hablarte sobre el primer Metal Gear Solid y lo que escondía el Codec.

Si eres fan de la saga sabrás que el Codec es la herramienta a través de la cual Snake se comunicaba con los miembros de la misión, pero lo cierto es que realizando acciones concretas en momentos determinados se producían fenómenos de lo más particulares. Para guardar partida en Metal Gear Solid debíamos llamar a Mei Ling. Si la llamas tres veces y eliges no guardar en todas te dirá que dejes de llamarla de una vez.

Si lo haces una cuarta vez dejará de hablarte, mientras que si llegas a la sexta te sacará la lengua en señal de burla y te prohibirá guardar la partida durante un rato. Si seguimos un proceso similar con Nastasha Romanenko nos irá contando su pasado y acabará confesándonos por qué siente tanto odio por las armas nucleares, pero en ningún caso se lo tomará tan mal como la buena de Mei Ling, que acababa hasta las narices de nosotros.

En Metal Gear Solid, Snake podía fumar cigarrillos. Aunque eran útiles en algunas ocasiones la mayoría de veces solo servían para quitarnos salud. Si llamas por el Codec a Mei Ling o a Naomi con los cigarrillos equipados ambas te darán una charla sobre lo perjudicial que es el tabaco. Sin embargo, si llamas a Nastasha del mismo modo no dirá nada, pues ella también es fumadora. Parece que es la única que no se toma nada a mal.

Dependiendo de la situación y el lugar en el que nos encontremos al llamar por el Codec también se producirán diferentes respuestas. Por ejemplo, cuando estamos en el baño de mujeres y llamamos a Campbell, Otacon o al Master Miller simplemente nos dirán que sigamos buscando a Meryl. Sin embargo, si llamamos a Nastasha esta se molestará bastante con nosotros, mientras que si llamamos a Mei Ling nos dirá que somos unos auténticos pervertidos.

Como ves, Hideo Kojima cuidó hasta el último detalle del que para muchos sigue siendo el mejor videojuego de la saga Metal Gear y uno de los grandes del género de la infiltración a lo largo de la historia de la industria. Estas son solo algunas de las curiosidades de la saga, de modo que si te ha gustado el artículo y quieres saber más te invitamos a que nos lo hagas saber a través de la caja de comentarios para que lo tengamos en cuenta para futuros textos.

Cerrar