Metal Gear Solid V: The Phantom Pain y su final imposible

Lo que trajo consigo el estreno de Metal Gear Solid V: The Phantom Pain es algo que la comunidad de jugadores seguramente recordará más que de sobra. El último juego numerado de la saga Metal Gear levantó infinidad de ampollas por cambiar por completo las reglas y por, según afirmaban muchos, encontrarse en un estado incompleto. La exploración entre sus ficheros y alguna que otra filtración demostraron al mundo que esto era cierto y que, por algún motivo, su lanzamiento se había adelantado, dejando a un lado alguna que otra sorpresa.

Las cosas que llegaron después son algo que todos conocemos. En Konami el ambiente no debía de ser muy bueno ya que, al poco tiempo, Hideo Kojima se marcharía de la compañía y comenzaría a construir su propio estudio, el mismo que ahora está enfrascado en el misterioso Death Stranding. Rumores sobre unos costes de producción exagerados hasta la médula y una difícil metodología y ambiente de trabajo rodearon la marcha del japonés, que no quedó nada contento con la compañía (ni su amigo, Guillermo del Toro).

Volviendo a la exploración en los datos de MGS V, nos encontramos con que los «dataminers» descubrieron una misión que tenía varias secuencias planteadas a medias y que podría haber dotado de mayor significado a la historia de Big Boss y Venom Snake; pero también otra secuencia que apuntaba a un final completamente distinto, a un desenlace en el que la paz reinaba en todo el mundo y todos podían respirar tranquilamente.

Lo cierto es que este final no fue descartado. De hecho siguió y sigue estando presente, a la espera de que los jugadores logren desbloquearlo. ¿Por qué no se ha conseguido hasta la fecha? Porque implica una paz real, un alto al fuego entre la comunidad de usuarios del título. Algo que, tristemente, es imposible cuando tienes a una inmensa legión de jugadores y a un título en el que lo que se premia es la acción, no la pasividad.

El requisito para conseguir este desenlace alternativo no era otro más que desactivar todas las bombas nucleares de las bases de los jugadores. Los que estén familiarizados con Metal Gear Solid V: The Phantom Pain y con su faceta online, sabrán que la construcción, evolución y desarrollo de la Mother Base es el plato fuerte de esta, teniendo que reclutar soldados, soportar infiltraciones y tratar de colarse en las bases de otros.

¿Podrían ponerse todos los usuarios de acuerdo para dejar de fabricar bombas nucleares y desmantelar todas las elaboradas? Esa pregunta es la que Konami y Kojima dejaron en el aire para que fuéramos nosotros quienes la respondiéramos con hechos. Una tarea que ya de por sí parecía complicada, ya que toda la estructura de juego te invita a elaborar tu propia bomba; pero que ha demostrado con creces ser totalmente imposible de conseguir… Hasta ahora.

Los usuarios han descubierto que la compañía japonesa está, simplemente, eliminando las bombas nucleares de las bases de los jugadores y, a consecuencia de esto, muchos ya están pudiendo ver, sin necesidad de acudir a YouTube o a la minería de datos, el final pacífico de Metal Gear Solid V: The Phantom Pain.

El hallazgo ha tenido lugar hace muy pocas horas y la comunidad ya está bautizando a la jornada del 2 de febrero como el Día de la Paz de Metal Gear Solid. Parece que en Konami han querido cortar por lo sano y facilitar a todo el mundo ver aquello que habían escondido tras una tarea totalmente incompatible con la naturaleza del ser humano. A marchas forzadas, y con lo que parece ser el anticipo del cierre de servidores del título, ya podemos disfrutar de un pacífico día en el online de MGS V.

Y, por si queréis verla, aquí tenéis esta secuencia secreta. Ha costado muchísimo, pero el Día de la Paz ha llegado al último juego de Kojima en Konami.

 

 

 

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar