Michael Ancel “no disfruta” con los juegos de Mario

Rayman Origins, la última aventura de la mascota de Ubisoft, ha sido muy bien valorada por la crítica –ha obtenido un 8,7 en Metacritic- un caso raro en estos últimos meses en los que apenas hemos visto plataformas, y que gusta tanto a noveles como a “talluditos”, gracias a su equilibrada combinación entre diseño cautivador y curva de dificultad bien proporcionada.  

Rayman Origins compite en este final de año con una nueva entrega de otro grande de las plataformas, Super Mario 3D Land, cuya jugabilidad es un referente para casi todos los desarrolladores de juegos de este género. Y decimos “casi” porque, casualmente, estos días han llegado a la Red unos comentarios del creador de Rayman, Michel Ancel, en el que confesaba que, pese a que reconocía la valía de las obras Miyamoto –creador de Mario y supervisor directo de todos los grandes productos de Nintendo-, no gustaba de los juegos del fontanero: "Os diré algo terrible: no disfruto jugando a juegos de Mario. ¡No me gusta resbalar, no me gusta la inercia y no me gusta no ser capaz de dar algunos tortazos! Es una serie fabulosa, y comprendo que a la gente le encante, pero no es de mi estilo. […] Prefiero Ghost n' Goblins, Heart of Darkness, Another World... Juegos con un enfoque en la narrativa. Más allá de eso, encuentro que los controles de Mario son muy interesantes, pero no los usaría", afirmaba.

"Soy muy diferente de Miyamoto", declaró también. "Me encanta la idea de introducir características artísticas en los juegos, como la narrativa, el trabajo artístico, la música, y lo junto todo para tener la mejor mezcla posible. Tenemos dos puntos de vista diferentes", explicaba Ancel, haciendo referencia a las diferencias entre su estilo creativo y el de Miyamoto. Eso sí, a estas declaraciones añadió, muy coherentemente, que es un gran fan de Zelda.

Publicaciones relacionadas

Cerrar