Michael Pachter: “La venta de juegos físicos en el Reino Unido es de chiste”

Michael Pachter, analista de videojuegos por antonomasia, vuelve a la carga y sabe hacia donde dirigir su puño justiciero: el mercado británico. El por qué es muy sencillo. Esos pillastres, como sabrán los asiduos a la importación, venden sus juegos en ocasiones por debajo de su coste, de lo cual los usuarios no tienen queja pero a las propias tiendas les puede llevar a la bancarrota.

“El mercado de juegos físicos en el Reino Unido es de chiste, con vendedores poniendo precios por debajo del coste para atraer clientes”, ha dicho Pachter a Digital Spy. “Eso es genial para el consumidor, pero las tiendas no ganan dinero con los juegos, de ahí las bancarrotas de GAME, HMV y Blockbuster y el rechazo de GameStop a expandirse en ese mercado. La ausencia de GameStop y la desaparición de GAME limita la capacidad de los usuarios de revender sus juegos usados, privándoles de muchos créditos que podrían usar para comprarse juegos nuevos”.

“Las tiendas necesitan ganar dinero para existir y la venta de juegos en el Reino Unido no da dinero”, sentencia Pachter. ¿Estáis de acuerdo con el polémico analista en cuanto a que esto es una buena ristra de clavos en el ataúd de las tiendas físicas o pensáis que lo que pierden por un lado lo pueden compensar por otro? 

Publicaciones relacionadas

Cerrar