Microsoft confirma el cese de producción de Kinect

La noticia de que Kinect iba a desaparecer era cuestión de tiempo y Microsoft ha confirmado que el accesorio cesará su producción. Las dos versiones de la cámara que han convivido con Xbox 360 y Xbox One confirman así su fin.

Tal y como recoge Co.Design, Kinect va a detener su producción, aunque eso no quiere decir que los usuarios que tienen el dispositivo no vayan a obtener soporte para el mismo. Tal y como confirma la fuente, se seguirá ofreciendo soporte, pero parte del equipo que hasta ahora estaba centrada en el dispositivo de reconocimiento ahora trabajará en otros proyectos.

Kinect fue creado como un accesorio revolucionario en Xbox 360 y hubo algunos títulos que aprovecharon sus prestaciones, pero por aquel entonces su compra era totalmente voluntaria. La cosa cambió con Xbox One, ya que durante los primeros meses de vida de la consola no había ningún pack en el mercado que no incluyese la nueva cámara, lo que conllevaba un sobrecoste que a muchos jugadores no acababa de interesar. Más tarde la empresa reaccionó y empezó a distribuir la consola sin Kinect.

Sin ir más lejos, Xbox One X ya no contará con conector para Kinect, por lo que al igual que con Xbox One S habrá que adquirir por separado un accesorio para poder conectar la cámara en la nueva consola.

 

Cerrar