Microsoft cree que conseguirá cambiar la visión del público sobre Kinect

Percepción, un término de vital importancia en el terreno del marketing y la publicidad. La imagen que se tenga de una marca, producto o servicio puede propiciar su éxito o su fracaso. Es algo que en Microsoft tienen muy presente, y en especial su director de marketing y planificación Albert Penello, a quien no se le escapa que la visión que el público en general tiene ahora mismo de Kinect no es la mejor. Al ser un pilar fundamental en el concepto, diseño y posterior desarrollo de Xbox One, su inclusión hace encarecer el precio final, por lo que los usuarios miran al dispositivo de reojo y con cierta mueca de desaprobación. Algo que a Penello no le parece justo.

“Uno de los mayores desafíos con Kinect es que la gente más crítica con él apenas lo ha usado”, dice Penello en declaraciones a la Revista Oficial Xbox. “El problema es que eso provoca que los desarrolladores no puedan confiar en él, saben que está ahí pero nunca le van a sacar todo el partido. Así que tenemos estas experiencias de juego inconsistentes e implementación inconsistente, y los desarrolladores [de Xbox One] tuvieron que quitar potencia de CPU para poder soportar la base. Pero los que lo usamos acabamos diciendo ‘Yo no juego a Pixar Rush, no es mi tipo de juego. Lo uso para decir ‘Xbox pausa’ y ‘Xbox play’’”.

“Pero cuando ves las posibilidades del nuevo Kinect dijimos ‘Sabes qué, tomemos esa decisión de hacer el cambio y que la consola lo soporte de manera nativa’. Se construyó para eso”. Esa característica de formar un todo con la consola y no ser un simple accesorio es lo que Penello cree que debe cuajar entre el público para que cambie su concepto de Kinect de cara a su nueva versión en Xbox One. ¿Lo conseguirá? El tiempo lo dirá.

Publicaciones relacionadas

Cerrar