Microsoft estaría vendiendo tanto Xbox Series X como Series S a pérdidas

La casa de Xbox sigue una estrategia de precios muy agresiva con la next-gen.

Ya es oficial. Microsoft ha desvelado los precios de Xbox Series X y Xbox Series S, dando toda una sorpresa. El modelo económico es el que se ha llevado la palma, ofreciéndonos una experiencia de nueva generación, con menos potencia, a un precio que roza los 300 euros. Una política de precios muy agresiva que, según Jeff Grubb, de VentureBeat, está suponiendo pérdidas por cada consola vendida para la compañía.

Xbox Series X y Xbox Series S se venden a un precio que genera pérdidas para Microsoft

El periodista estadounidense, que lleva una enorme racha adelantando información sobre anuncios y lanzamientos, ha respondido a un usuario en Twitter subrayando que, en efecto, «está teniendo _pérdidas tanto con S como con X, y parece que la pérdida es mayor en S»_. Para el que no termine de entenderlo, esto significa que, con cada consola vendida, los de Redmond no ganan dinero, sino todo lo contrario. Algo lógico, viendo las características de Xbox Series S.

¿Cómo va a ganar dinero Microsoft entonces con la nueva generación? La respuesta es fácil. Su flujo de ingresos entonces recae sobre la venta de videojuegos y, sobre todo, los registros en Game Pass, al que la compañía hace muy poco anunciaba la suma de EA Play sin coste adicional. Los padres de las nuevas Xbox llevan tiempo reforzando todo lo relacionado con Xbox Games Pass, sumando gratis xCloud, ampliando catálogos con cada nuevo lanzamiento que llega y extendiéndose a más plataformas.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar