Microsoft estuvo a punto de comprar Destiny

Lo confirma un extrabajador de Bungie.

Cuando se dio a conocer el desarrollo de Destiny, no fueron pocos los que pensaron que podríamos estar ante una nueva aventura exclusiva de Xbox ya que estaba siendo desarrollado por Bungie, los padres de la saga Halo. Pero, como todos sabréis, la desarrolladora pasó a asociarse con Activision y con ello abrió su nuevo proyecto a otras plataformas. Lo que no sabíamos es que este juego pasó por muchos problemas durante su desarrollo y que, efectivamente, casi fue un exclusivo de Xbox ya que Microsoft estuvo a punto de comprar Destiny.

Tal y como ha informado el medio GameRant, Marty O’Donnell, exmiembro de la junta de Bungie, ha confirmado durante una entrevista que Microsoft estuvo muy interesada en la compra de Destiny conscientes del gran potencial que había en Bungie tras sus trabajos en Halo, pero el estudio desarrollador prefirió abrir nuevos horizontes y ser poseedores absolutos de su trabajo y por ello se asoció con Activision. A continuación os dejamos con las palabras del propio O’Donnell para que podáis comprender mejor el asunto:

“La razón por la que nos fuimos con Activision no fue sólo económica sino porque, como parte del contrato, no serían dueños de la propiedad intelectual. Casi regresamos con Microsoft, pero la relación de licencias era un principio fundamental para que nuestra compañía avanzara”.

Como podéis observar, en Bungie querían control absoluto sobre su producto, sin ligarse a una gran compañía que reclamase los derechos de éste si en un futuro la desarrolladora decidiera tomar otro rumbo. Recordemos que, pese a que Bungie creó Halo, los derechos de esta marca pertenecen a Microsoft y es por ello que la saga sigue siendo exclusiva de las plataformas de dicha compañía y que ahora los desarrollos de nuevas entregas están a cargo de 343 Industries y no de Bungie. Así pues, Microsoft pudo comprar Destiny, pero sus responsables prefirieron que fuera Activision quienes les ayudaran a financiar su desarrollo a cambio de tener más control en el futuro.

Destiny de Bungie
Microsoft pudo haber adquirido Destiny en su día.

Por supuesto, esto no quiere decir que Bungie no tuviera problemas durante el desarrollo del primer Destiny ya que Activision también tenía sus exigencias como socio finaciero y eso generó diferencias creativas. Eso sí, todo fue solucionado con trabajo y Bungie pudo hacer un producto que convenció a la gran mayoría del sector y así ofrecer una secuela años más tardes. Si aún no habéis jugado a ninguna de las dos entregas de esta franquicia que estuvo a punto de ser adquirida por Microsoft, os invitamos a que echéis un vistazo a nuestro particular análisis de Destiny 2 para descubrir qué es lo que ofrece.

Luis López Zamorano

Fiel seguidor de la palabra del Fox God. Dadme un folio en blanco para escribir y me haréis feliz. Doy la turra con mis pasiones desde hace años por internet. Videojuegos, música, wrestling y Japón como estilo de vida.

Publicaciones relacionadas

Cerrar