Microsoft explica el porqué de la existencia de Xbox Series S

El Arquitecto del nuevo hardware revela la ambición de la compañía con este modelo.

La nueva generación de Microsoft se ha estrenado con dos consolas. Junto a Xbox Series X también ha llegado una Xbox Series S más pequeña, más económica y menos potente. ¿Por qué no centrarse solo en un hardware único? Viendo que es algo que puede traer complicaciones a las desarrolladoras, parece que no es un paso lógico para hacer las cosas fáciles en la industria. Sin embargo, Microsoft tiene muy claro por qué ha apostado por este doble modelo. La compañía ha dado el porqué de Xbox Series S.

Por qué Microsoft ha lanzado Xbox Series S

Hay varias razones, no solo desde el punto de vista del consumidor, que se topa con una consola de nueva generación a un precio bajísimo, también a nivel técnico. Sobre eso ha podido explayarse Andrew Goossen, Arquitecto de Sistema de las nuevas consolas, en una entrevista concedida a Digital Foundry. «Series S ha sido un gran impacto para nosotros», subraya el arquitecto, «a medida que diseñamos nuestras nuevas consolas par ala nueva generación, también tratamos de adelantarnos y mirar hacia el futuro, preguntándonos, por ejemplo, ¿cómo funciona esto?, y es por eso por lo que lanzamos dos consolas a la vez«.

Espacio Disponible Xbox Series S
El interior de Xbox Series S es de lo más interesante

«Teníamos que diseñar para el futuro», subraya Goossen, «por primera vez, teníamos que preparar la consola de entrada desde el comienzo». Un planteamiento diferente ya que, en lugar de diseñarla una vez dominada la tecnología y abaratados los costes, como ha sucedido con Xbox One S, Microsoft ha recorrido ese camino con mucha más antelación. La Ley de Moore sigue más que patente, como bien subraya este diseñador, pero aquí han tratado de prever cómo evolucionará buscando desde el comienzo un hardware mucho más eficiente y de bajo coste, pero altamente capaz.

Asimismo, mantener a Xbox One X como «el modelo barato» para la nueva generación se planteaba como algo totalmente inviable para la compañía. Como bien explica el arquitecto, «aspectos como la Xbox Velocity Architecture, y funciones gráficas como al ratio de shading variable o el incremento de rendimiento 4 veces superior de la CPU» son cuestiones que Series S sí puede abordar, pero One X. Además, confiesa que les resultaba imposible hacer que Xbox One X llegara al precio que buscaban, en cambio Series S sí.

Xbox Series S ha llegado para ofrecer a los jugadores más oportunidades, y también para que Microsoft sea capaz de dominar todavía más la tecnología actual. Queda por ver cómo evolucionarán sus ventas, aunque el propio Phil Spencer ha demostrado una confianza sorprendentemente alta en ella.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar