Microsoft: Google Stadia tiene la estructura, pero no el contenido

La compañía ataca a la que será su principal competidora en el sector del cloud gaming.

Desde el anuncio de Stadia, las comparaciones y la declaraciones cruzadas entre Google y Microsoft, con el servicio xCloud de este último, no han dejado de sucederse. Por una parte, los de Redmond aseguran que su sistema requerirá menos conexión a internet para funcionar adecuadamente; por otra parte, Google asegura que sus juegos serán mejores que los de consola. La competencia está clara, pero ahora Microsoft ha vuelto a la carga para señalar cuál será el mayor problema de su competencia: el catálogo.

El CMO de Microsoft, Mike Nichols, ha tenido una entrevista con el medio The Telegraph en la que ha habido lugar para hablar de las diferencias y similitudes entre Stadia y xCloud. Nichols está seguro de que la competencia no lo pondrá fácil, pero piensa que la propuesta de los suyos tiene un valor añadido crucial para atraer a los jugadores, que no es más que los videojuegos.

«Competidores emergentes como Google tienen una infraestructura en la nube, una buena comunidad con YouTube; pero no tienen el contenido.»

Esa es una de las ventajas que, según considera, pone a su propuesta de streaming por encima de Stadia. Más allá de eso, también considera que la experiencia de Microsoft con el hardware de videojuegos es otro punto a favor. Por supuesto, la idea es que no haga falta ningún equipo potente para que xCloud funcione, no obstante, al comienzo, «conseguirás la mejor experiencia con una unidad de procesado local». Y eso es algo de lo que su competencia carece por completo.

Cada una de las dos firmas expone sus cartas lanzando algún que otro «tirito» a la competencia. Demos y declaraciones aparte, sabemos que Stadia llegará este mismo año, y que está preparando un buen surtido de juegos para ser totalmente atractiva. ¿Conseguirá cerrar la boca a los de Redmond?

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar