Microsoft mata a Kinect de manera definitiva

Microsoft mata a Kinect de manera definitiva

Las cosas no pintaban bien para Kinect, que ya llevaba años apartado de la actualidad de Microsoft después de haber sido presentado en sus buenos tiempos a bombo y platillo como la revolución que cambiaría la manera de jugar. Kinect era un enfermo terminal postrado en cama y tosiendo sangre, y Microsoft ha decidido definitivamente terminar con su sufrimiento avanzando al siguiente paso tras el cese de su producción. Los adaptadores que necesitas para usar Kinect en los nuevos modelos de consola tampoco se fabricarán más.

Microsoft ha confirmado que estos accesorios necesarios para poder usar Kinect en Xbox One S y en Xbox One X, así como en equipos con sistema operativo Windows 10, son desde ahora mismo cosa del pasado. ¨Después de considerarlo detenidamente, hemos decidido dejar de fabricar el adaptador de Kinect para Xbox para centrar nuestra atención en lanzar nuevos accesorios para juegos con más demanda por parte de los fans, tanto para Xbox One como para Windows 10″, han dicho los de Redmond a Polygon.

Microsoft no ha querido decir si Kinect se reencarnará en el futuro como otro dispositivo o parte de una nueva consola. No pilla de sorpresa que no prolongue su vida dados los intentos pasados por hacer el dispositivo más atractivo, incluyendo el volver opcional su uso.

¿Echarás de menos Kinect?

 

 

Publicaciones relacionadas

Cerrar