Microsoft se lanza a la carga para comprar estudios japoneses

La compañía está sondeando posibles candidatos para sumar a sus estudios first party.

Microsoft lleva ya tiempo sobrevolando el territorio japonés para aumentar su mercado en el país. Phil Spencer lo dejaba claro este verano, hablando de la importancia del país para su estrategia, de hecho, es algo que necesitan hacer si quieren ganar popularidad, sobre todo si vemos recientes estudios sobre potencial de ventas de PS5 vs Xbox Series X. ¿Están en ello? Parece que sí, recientes rumores hablan sobre la inminente compra de un estudio nipón para formar parte de Xbox Game Studios.

Microsoft tantea el terreno de los estudios japoneses

Ha sido Jason Schreier, reportero conocido por sus contactos y recientes publicaciones desvelando la otra cara de la industria, quien ha hablado al respecto. A través de Bloomberg, ha explicado que Microsoft está buscando afianzar su territorio en Japón con la adquisición de algún estudio. La firma ha ido en busca tanto de grandes como de pequeñas compañías, aunque ninguna ha querido revelar cómo han transcurrido las negociaciones.

Comparativa Tamaño PS5 vs Xbox Series X
La diferencia de tamaño entre ambas es considerable

Los de Redmond quieren mantener la estrategia que han demostrado, por ejemplo, con la reciente compra de Zenimax y de todo Bethesda. Gracias a esto, por ejemplo, ya tienen entre sus filas a una Tango Gameworks que ha dado luz a juegos como The Evil Within o prepara Ghostwire Tokyo bajo la tutela de Shinji Mikami, uno de los maestros de los Survival Horror.

¿A qué estudio sumarán a sus filas los de Xbox? Por el momento, uno de los nombres que ha sonado es Koei Tecmo. Quién sabe, quizá la firma que, entre otros, está detrás del lanzamiento del inminente Hyrule Warriors: La Era del Cataclismo para Switch, acabe formando parte de los estudios responsables de nutrir a Xbox Series X y Series S.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar