Microsoft y los idiomas, mañana en nuestro artículo de opinión

Microsoft y los idiomas, mañana en nuestro artículo de opinión

Ayer llegaba a las tiendas uno de los títulos exclusivos más esperados de Microsoft: la secuela de State of Decay, que ya está disponible en Xbox One y PC. Con lo que no contaban algunos usuarios era con que el videojuego no llegaría traducido al castellano. No nos referimos únicamente al doblaje, que muchos dan por perdido en la mayoría de lanzamientos de la compañía, sino al propio subtitulado.

En los últimos días, los medios especializados nos hicimos eco de la decisión de Microsoft, que había optado por distribuir el videojuego en España con textos en español neutro, ubicado geográficamente en México. Aunque esto no supondrá ningún problema a la hora de seguir la aventura, este nuevo desprecio a los fieles de la empresa en nuestro país no hace sino confirmar la sensación de dejadez que la compañía está transmitiendo en los últimos meses en varios de sus estrenos.

No estamos hablando de un producto perteneciente a una desarrolladora independiente que ha conseguido distribuirse en España con gran esfuerzo por parte de sus responsables, sino de uno de los videojuegos más esperados del año para muchos de los propietarios de una Xbox One en el país. Tras asistir a situaciones similares en lanzamientos como el de Quantum Break o el de Cuphead y, salvo excepciones como en Gears of War 4 o Halo 5: Guardianes, ¿se trata de una tendencia irreversible en la forma de proceder de Microsoft? Lo debatiremos ampliamente mañana en nuestro nuevo artículo de opinión, aquí en AlfaBetaJuega.

Publicaciones relacionadas

Cerrar