Mitos de videojuegos que son totalmente falsos

Los videojuegos son una de las disciplinas artísticas más jóvenes de cuantas existen en la actualidad y de cuantas tienen éxito mundial. Muchos cargaban contra el cine en sus inicios y se ha acabado consolidando con su buen hacer. A los videojuegos les pasa algo similar. Aunque cada vez llegan a más personas, lo cierto es que sigue habiendo algunos estigmas (muchos incluso dentro de la propia industria) que no dejan de perseguirles.

Es por ello que hoy queremos hablarte sobre algunos de esos mitos sobre videojuegos que siempre escucharás a alguien y que, por si no estaba claro, son rotundamente falsos. A continuación te dejamos con algunas de nuestras propuestas personales, pero te invitamos a que nos dejes las tuyas propias en la caja de comentarios y también a que comentes con nosotros tu opinión sobre todas estas invenciones sobre videojuegos.

Los videojuegos son adictivos

El clásico entre los clásicos es pensar que los videojuegos crean adicción y que, como si fueran una droga, una vez que empiezas ya no puedes parar. Ni que decir tiene que esta afirmación no tiene ni pies ni cabeza. Y es que los comportamientos compulsivos existen en todas partes: puede que haya quien vea series sin parar o que lea libros sin descansar siquiera para comer, pero ninguno de esos comportamientos es el habitual.

Las consolas llegan a su fin

Dentro del mundo de los videojuegos hay muchos usuarios empeñados en enterrar a las consolas. Están llegando a su fin, dicen. Lo único cierto es que con el paso del tiempo ha cambiado su concepción, pero nunca morirán. ¿El motivo? Muchos jugadores no quieren ni pensar en jugar en ordenador y solo se sienten cómodos en un sistema exclusivamente dedicado a los videojuegos. Con PS4, One y Switch están viviendo un gran momento.

La mayoría de gamers son hombres

La mayor mentira del mundo de los videojuegos es sostener que solo los hombres juegan. Los datos dejan en ridículo a aquellos que se empeñan en mantenerlo. Y es que muchos estudios señalan que las cifras están prácticamente equilibradas al 50%. Eso sí, aún queda mucho por hacer a este respecto, como se ha podido comprobar recientemente con las amenazas e insultos por el ya celebrado evento Gaming Ladies.

Testear videojuegos es divertido

Seguro que alguna vez has escuchado a alguien decir que ojalá fuera probador de videojuegos, que no debe existir un trabajo más divertido. Nada más lejos de la realidad. Testear videojuegos significa probar fases muy primerizas y toscas de los productos, repetir una y otra vez la misma fase en busca de errores o probar cada combinación posible en una misma situación. Es un trabajo tedioso, repetitivo y abrumador.

Los videojuegos te hacen más violento

Esta tampoco falla. Siempre que un joven comete alguna locura lo primero a lo que recurren los medios tradicionales es a decir que el implicado jugaba a videojuegos. Para ellos esa es la única prueba que hace falta para decir que los videojuegos generan violencia. Lo primero es que no todos los videojuegos son violentos y lo segundo es que, como tampoco lo hacen el cine o la literatura, los videojuegos son un entretenimiento y solo pueden afectar a personas psicológicamente alteradas.

Los videojuegos te hacen menos social

La imagen del gamer solitario, afortunadamente, cada vez va quedando más en desuso. Y es que aquello de que los videojuegos te hacen menos social es otra gran mentira extendida. Con cabeza es posible compaginarlo todo en esta vida, por no hablar de los videojuegos online que han forjado amistades que no habrían podido producirse de ningún otro modo. El ocio electrónico ofrece una forma adicional de relacionarse.

Los videojuegos son perjudiciales

Por si fuera poco, muchos otros también han señalado durante años que los videojuegos generan epilepsia u otras enfermedades y alteraciones del cuerpo y la mente. No solo es rotundamente falso (excepto para personas que tengan propensión a sufrir este tipo de problemas), sino que está demostrado que los videojuegos son beneficios: nos hacen más ágiles mentalmente y nos culturizan de muy diversas formas.

Publicaciones relacionadas

Cerrar