Miyamoto quiso que Hyrule Warriors se pareciera más a un Dynasty Warriors que a un juego de Zelda

Con Hyrule Warriors ya lanzado en territorio japonés y a cada vez menos semanas de que se lance en Europa, los desarrolladores del título van ofreciendo interesantes detalles y curiosidades a la hora de crear el original hack n' slash de Nintendo.

En una entrevista con NintendoLife, tanto el productor de la saga Zelda en Nintendo, como uno de los creativos de Koei Tecmo, Eiji Aonuma y Yosuke Hayashi, nos explicaban el grado de implicación que tuvo Miyamoto, el padre de la saga Zelda, en este título de acción.

Por una parte Aonuma explicaba que "al principio, cuando el señor Hayashi contactó conmigo, quería hacer este juego con un estilo más próximo a Zelda que a Dynasty Warriors; esto implicaba tener grandes jefes finales en mazmorras y determinados personajes. Sin embargo, el señor Miyamoto lo cambió todo diciendo 'no, no debería ser así. Lo que vamos a hacer es introducir Zelda en la experiencia de Dynasty Warriors'. Era lo contrario de lo que había propuesto Hayashi, que era añadir elementos de Dynasty Warriors a la saga Zelda. Se terminó haciendo lo contrario siguiendo la dirección de Miyamoto".

Por su parte, Hayashi comentaba que fue algo importante el hecho de introducir suficientes elementos de la franquicia Zelda para que el juego se mantuviese fiel a su espíritu, ofreciendo una experiencia de juego única: "Se trataba de conseguir el equilibrio entre hacer un juego que le gustara a los seguidores de Zelda y que se diferenciara de los juegos clásicos de Zelda y que tuviera suficientes elementos que la gente disfrutara pero sin perder a los aficionados de Zelda. Nosotros mismos somos seguidores de Zelda, así que teníamos que preguntarnos qué es lo que define a un Zelda y cuántos de esos elementos teníamos que introducir. Hasta casi el último momento seguimos añadiendo diferentes elementos en el juego hasta que conseguimos un equilibrio que nos hizo felices".

Publicaciones relacionadas

Cerrar