Así funcionan el Modo Clásico y las Invocaciones de Final Fantasy VII Remake

Desglosamos todos los detalles de estas dos novedades de FFVII Remake.

Final Fantasy VII Remake Ifrit

A pesar de haber lanzado un nuevo y espectacular tráiler justo antes de comenzar el Tokyo Game Show 2019, Final Fantasy VII Remake no podía pasar así por la feria de videojuegos nipona por excelencia. Square Enix ha tomado uno de los escenarios del Makuhari Messe para mostrar más del remake más esperado de esta generación, y casi de la historia. La compañía ha revelado el nuevo y clásico modo por turnos y el sistema de invocaciones.

Y es que no hay Final Fantasy en el que no haya invocaciones. Los japoneses lo saben, por eso ya nos dieron un pequeño adelanto con la presencia de Shiva e Ifrit en el último vídeo oficial. Ahora, la nueva presentación realizada en territorio nipón ha servido para saber cómo funciona el uso de las Materias de color rojo en el juego y cómo estas entidades divinas colaboran en el combate. Y todo a través de una batalla con un jefe familiar para muchos: Aps.

Hay mucho que explicar tanto del nuevo sistema para invocar como del Modo Clásico que rescata los turnos. Por eso, aunque te recomendamos leer antes nuestro análisis del sistema de combate de Final Fantasy VII Remake, ahora vamos ampliarlo explicando al detalle todas las nuevas mecánicas que se han presentado.

Modo Clásico: una vuelta a las raíces en Final Fantasy VII Remake

El cambio a la acción en tiempo real es algo que preocupaba mucho a los fans del Final Fantasy VII original. Perder el factor estratégico era algo que apuntaba a perder la mayor parte del enfoque de un JRPG. Por eso, uno de los primeros anuncios hechos por S-E en el seno del pasado E3 2019 fue ese Modo Táctico que activa un tiempo bala ideal para planificar las habilidades y magias a emplear.

Ahora, el Modo Clásico se suma a los dos disponibles para cambiar un poco más las tornas. De nuevo, la barra ATB vuelve a ser la clave de todo. Jugando de forma normal, esta barra se llena en función de los ataques que realiza el jugador, siendo consumida después al realizar diferentes habilidades. Así, jugando en tiempo real se pueden lanzar las habilidades con una combinación de botones, o emplear el Modo Táctico para detener el tiempo y escoger con algo más de calma.

Con esta modalidad clásica, los personajes atacan automáticamente para que la barra ATB se vaya llenando sola. En el Final Fantasy VII original, el indicador se llenaba esperando; y en FFVII Remake también tendremos que esperar, pero de forma más dinámica, ya que la acción no se detendrá.

De esta forma, cuando el indicador se llene, el jugador tendrá la opción de escoger entre las distintas opciones del menú, como si estuviera jugando con un RPG por turnos tradicional, pero con esa capa de tiempo real que permite este remake. Un buen guiño a la experiencia original, pero sin perder la esencia de ambos juegos, tanto el original como el actual.

Combate en Final Fantasy VII

Así pues, ya tenemos 3 modos entre los que escoger jugando a Final Fantasy VII Remake. Se puede optar por un extremo en el que todo se lleva a cabo en tiempo real y el jugador se encarga de realizar todas y cada una de las acciones; se puede optar por los turnos con el Modo Clásico de FFVII Remake, que automatizan las acciones más sencillas y dejan el componente estratégico para el jugador; o, por último, se puede optar por el Modo Táctico, que combina la ejecución de los comandos más básicos en tiempo real con la detención del tiempo para escoger acciones más complicadas.

Tres enfoques para tres tipos de jugador diferentes.

Invocaciones: una evolución de Final Fantasy XV y Final Fantasy X

Como decíamos, no hay FF que se precie si no hay invocaciones. Nombres como Odín, Bahamut, Shiva o Ifrit son algo que se ha quedado grabado en la memoria de los jugadores gracias a esta saga. Y ha sido precisamente con esta última criatura, la que domina el fuego, con la que Square Enix ha explicado el sistema de invocaciones del remake de Final Fantasy VII.

Una mecánica que hereda ideas tanto de Final Fantasy XV como de Final Fantasy X. De la aventura del príncipe Noctis coge el concepto de ser un comando que solo aparece bajo determinadas circunstancias. Sin embargo, en lugar de ser cuando queda poca vitalidad o se cumplen ciertos factores, ahora todo queda reflejado gracias a un indicador que se va rellenando durante la batalla.

Final Fantasy VII Remake Invocaciones 01

Una vez este indicador se rellena golpeando (algo que solo sucede cuando el personaje que tiene la materia ataca), se puede liberar a la invocación para que se sume a la refriega. Es justo aquí donde entra en juego el concepto que FFX planteó a los jugadores con sus Eones, mezclándose con las nuevas ideas de Final Fantasy VII Remake.

La criatura, en la demo mostrada era Ifrit, aparece tras una secuencia de invocación y comienza a atacar al enemigo junto con el resto del equipo. Controlada por la IA, realiza diferentes ataques elementales; pero se le pueden dar órdenes concretas para que realice sus habilidades únicas a través del comando de “Habilidades de Invocación”.

Final Fantasy VII Remake Invocaciones 02

Cada una de estas habilidades causa más daño elemental, a la vez que consume la barra ATB del personaje en cuestión (solo puede darle órdenes el personaje que ha invocado). Una vez el indicador de Invocación se vacía, ya que se va consumiendo con el paso del tiempo, esta libera un último y devastador ataque y se retira.

Final Fantasy VII Remake Invocaciones 03

Por último, hay que concretar que cada personaje puede llevar equipada solo una Materia roja, de invocación, por lo que hay que escoger con cabeza cuál es la mejor para cada. Se desconoce si, como en el original, estas materias afectan a las estadísticas y, entre otras cosas, empeoran el máximo de vitalidad. Es algo que el equipo se reserva para más adelante, ya que ahora se ha centrado en mostrar cómo funcionan las invocaciones en combate.

Todo esto se suma al sistema de combate que ya conocíamos y hace que, poco a poco, la fórmula y las mecánicas de Final Fantasy VII Remake se vayan concretando. Sin duda, promete.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar