Momentos en los que los jugadores lo mandaron todo al demonio

A todos nos encanta ganar, y todos odiamos perder. Cuando uno se sumerge en un videojuego espera encontrar la satisfacción de la victoria, pero de vez en cuando nos encontramos que las cosas no salen del todo bien. Hay momentos en la que frustración se apodera de nosotros y nos hace sentir verdaderamente mal. Situaciones en las que nos encantaría mandarlo todo al garete y no volver a poner un pie en ese mundo virtual.

Un buen ejemplo es esa final en FIFA donde vamos ganando 1-0 y en el último momento a nuestro portero le da por tener un error, propiciando el empate. Desde Dorkly han recopilado varios testimonios de usuarios que han sentido en sus carnes esta frustración. Varios momentos en donde seguramente prometieron que nunca más jugarían a dicho videojuego, aunque dicho sea de paso es inevitable siempre volver a dar otra oportunidad.

¿Cuál la experiencia que te hizo nombrar a todos los demonios del averno?

Iller_Mitch:

“Jugando a Castlevania en NES. Peleando muy duro contra Dracula. Cuando podía golpearlo con tan solo 2 barras de salud restantes.

Era como: ‘Sí, que te jodan’.

En este momento, el hijo de su madre se transformó en demonio y me mató, no era consciente de aquello. Dije: ‘que te jodan’. No volví a jugarlo nunca”.

Crapusername47:

“Cuando un juego convierte lo que debería ser una rápida escena en un gameplay sin sentido.

Como cuando tienes que cambiar la célula de energía del Batmóvil en Arkham Knight”.

Ateam1026:

“No podr superar Super Mario Brothers de adulto”.

Thermobollocks:

“Cuando no puedes escapar la ‘genial’ intro al cargar el juego por la quincuagésima que juegas. Todos los juegos deberían ofrecer una ópción para ‘déjame saltarme la intro’”.

Ronnyhugo:

“Cuando jugué muchas horas en la dificultad alta de Doom 3 sin guardar y luego un amigo accidentalmente pulsó el botón de apagado de la alargadera, apagando el ordenador”.

JackalAbacus:

“Las rupientes de The Legend of Zelda para NES me molestaban mucho cuando se comían mi escudo”.

Journey_For_Bernie:

“Cuando tenéis que seguiros el uno al otro o perseguir a alguien. Que les den a esas misiones : ‘Oh, estas a 15 metros del objetivo, eso es muy cerca. Va a saber que estás ahí. Pero no te alejes más de 20 metros o lo perderás’”.

Lonewanderer1122334:

“Cualquier misión de cualquier juego de Bethesda  que simplemente no funciona cuando estás cerca de terminarla. Eso me hace decir que les den”.

Bionicmoonman:

“El momento en Outlast cuando abres una puerta durante los primeros 15 minutos, y un cuerpo muerto aparece y grita en tus auriculares. Nunca he tirado un mando tan fuerte a mi televisor”,

Dungeon_sketch:

“Ese pedacito del final de Red Dead. Ya sabes, pensaba que podría matarlos a todos. Estaba tan cerca. Que les den”.

Muffinizer1:

“Los glitches de la muerte. Son una cosa que te hace perder progreso cuando ni siquiera es tu culpa”.

Arumai12:

“Accediendo al jefe final en Donkey Kong 64. Tienes que conseguir 2 monedas para alcanzar el jefe final. Consigues esas monedas dos malditos juegos arcade que suponen unos 30 segundos para repetirlos cuando no los superas. Para más inri, aquellas monedas son rescatadas por un estúpido pájaro y un viejo mono QUE SON ALIADOS DE DONKEY KONG. Lo siento, no he podido vencer al Rey K porque Krankey Kong cerró la puerta y no quiso darme su llave”.

Not_working_at_all:

“Riddler en Arkham Knight. Llegar a la última batalla contra él y él no aparece. Tengo que encontrar todos mis trofeos primero.

También cuando vences a Deathstroke en una batalla de tanques y luego tú… lo llevas a la estación, totalmente destrozado por una reciente pelea con el maldito Deathstroke”.

Aegislayer:

“Gastar 45 minutos corriendo en PayDay 2, jugando solo, para ser derribado cerca del final por un Cloaker y tener la tan inútil ayuda del equipo de la IA y te deja sangrando en el suelo cuando están a tan solo 5 pies de ayudarte”.

Cerrar