Encuentran un movimiento escondido en el código de Shenmue 20 años después

La obra de Yu Suzuki es toda una caja de sorpresas.

Shoryuken Shenmue

Cuando desarrollan los videojuegos, los encargados de darles forma suelen incluir algunos guiños ocultos conocidos como easter eggs. Algunos tardan muy poco en salir a la luz, pero otros pueden permanecer ocultos durante décadas, como es el caso del clásico Punch-Out!! de NES. A esa lista de juegos que saben guardar muy bien sus secretos tenemos que sumar el primer Shenmue, del que acaban de descubrir un nuevo movimiento tras 20 años.

La franquicia que ahora mira a noviembre con el lanzamiento de Shenmue III, ha estado escondiendo un ataque en las narices de los jugadores durante años y años. En el vídeo que os dejamos a continuación, elaborado por el jugador nullpo, podéis ver en qué consiste este ataque tan especial, seguramente os resultará bastante familiar.

En efecto, es un Shoryuken en toda regla. Se trata de un guiño que el equipo de desarrollo dejó en el juego como pequeño homenaje a la saga Street Fighter, pero debemos decir que tiene algo de trampa. Este ataque se encontraba escondido en el código de Shenmue, pero nunca llegó a implementarse en la versión que llegó a nuestras consolas.

Para encontrarlo, la comunidad de jugadores ha tenido que escudriñar todo el código del disco y alterar una serie de parámetros para que se activara. No es algo que fuera accesible a los jugadores de aquel entonces, de hecho, tampoco es algo que pudiera desbloquear cualquier usuario actual que no tuviera ciertas nociones de programación y de informática. ¿Retorcido? Sí. ¿Curioso? También.

¿Se animará el equipo de Yu Suzuki a implementar este Shoryuken en Shenmue III cuando salga a la venta? Esperamos que sí o que, al menos, incluya un huevo de pascua como este.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar