Mundos de videojuegos en los que cualquier gamer querría vivir

Mundos de videojuegos en los que cualquier gamer querría vivir

Los videojuegos nos han acostumbrado a introducirnos en mundos preciosistas, repletos de cosas por hacer y con ambientaciones tan soberbias que solo podemos soñar con que dejen de ser ficción y se conviertan en nuestro mundo real. De ello precisamente es de lo que queremos hablarte hoy, pues en la lista que te dejamos a continuación, justo tras este texto inicial, encontrarás algunos mundos en los que cualquier gamer querría vivir.

Y es que hoy hemos realizado una selección de mundos de videojuegos que, por uno u otro motivo, son lugares que no solo nos gustaría visitar, sino que desearíamos poder pasar una temporada en cada uno de ellos. Obviamente no queremos toparnos con los peligros que hay en muchos de ellos, pero sí disfrutar de sus paisajes y sus vistas. Sin más dilación te dejamos con nuestras propuestas y te invitamos a que nos dejes en los comentarios aquellos mundos de videojuegos en los que te gustaría vivir.

Pokémon

Los seres humanos estamos acostumbrados a tener perros, gatos o pájaros como mascotas, pero no nos digas que no sería fantástico poder tener nuestro propio Pokémon. ¿Te imaginas vivir en un mundo en el que ir con un Pikachu bajo el brazo se considera totalmente normal? Sí, nosotros también estamos deseando que llegue el día en que los Pokémon se conviertan en una realidad y nos acompañen en nuestro día a día.

Skyrim

Una guerra civil está a punto de desatarse y los dragones han resurgido de sus cenizas, pero la tierra de Skyrim sigue siendo un lugar precioso en el que vivir. Tan solo piensa en los paisajes de Cauce Boscoso, la arquitectura de Carrera Blanca o en la majestuosidad del Colegio de Magia de Hibernalia. La región norteña de Tamriel es un placer para los amantes del verde de los bosques y el blanco de la fría nieve.

Mass Effect

La ciencia ficción espacial siempre tiene un gran atractivo, especialmente si es tan bella como la representada en la saga Mass Effect. Obviemos la amenaza de los Segadores y concentrémonos en lo importante: aquí tenemos una Tierra futurista, pero también podemos optar por visitar Thessia (el mundo de origen de las asari) o darnos una vuelta por el espacio con la Flotilla de los quarianos. Todo es buena opción.

The Witcher

En Skyrim ya tenemos un genial mundo de corte fantástico y medieval, pero no podíamos dejar escapar la oportunidad de mencionar a The Witcher. Pocos mundos de videojuego han sido tan preciosamente diseñados como el de Wild Hunt, en el que encontramos un rincón para todos los gustos. Tienes zonas frías en Skellige, bullicio ciudadano en Novigrado, naturaleza en Velen y todo lo que puedas imaginar.

BioShock

Como podrás imaginar, nos estamos refiriendo a vivir en Rapture antes de su caída en desgracia y de que los Big Daddies y los splicers camparan a sus anchas por la ciudad de Andrew Ryan. Puede que no quisiéramos vivir toda la vida, pero pasar un tiempo en una ciudad submarina alejada de los problemas de la superficie y en la que el ser humano no está sujeto a las vicisitudes diarias sería una sensación muy placentera.

Los Sims

El mundo que se representa en Los Sims es muy similar al nuestro real (excepto por las presencias extraterrestres). Sin embargo, no es la belleza de su mundo la que nos embelesa, sino la facilidad para hacerlo todo: ponernos en forma, encontrar trabajo con solo ojear un periódico, aprender cocina leyendo un libro o comenzar nuestra vida ya resuelta con comodidad económica y una familia ya formada. Muchos lo firmarían.

Assassin’s Creed

La saga estrella de Ubisoft se ambienta en nuestra actualidad, pero lo cierto es que tiene toques de ciencia ficción que nos encantaría que existieran en el mundo real. Nos estamos refiriendo a la tecnología que hace posible la existencia del Animus, una máquina capaz de trasladarnos a los recuerdos de nuestros antepasados y a revivirlos en primera persona. Con el Animus podríamos visitar la época que quisiéramos.

Cerrar