Mundos de videojuegos en los que es imposible no perderse

Mundos de videojuegos en los que nos encanta perdernos

El avance de la tecnología vinculada a los videojuegos ha permitido que en los últimos tiempos tengamos cada vez más títulos de mundo abierto y con universos tan ricos que podríamos pasarnos decenas de horas en ellos sin hacer nada más que ver los paisajes. Es por ello que hoy hemos decidido hablarte sobre algunos de esos mundos abiertos capaces de encandilarte con su belleza y con el trabajo que hay tras ellos.

Lo que verás en la lista que te dejamos a continuación es una selección de mundos de videojuegos que nos gustan tanto que podríamos perdernos en ellos para siempre (virtualmente hablando). Son mundos vivos, detallados, densos y bellos a su manera. Sin más dilación te dejamos con nuestras propuestas y te invitamos a que nos comentes esos mundos de videojuegos en los que te gusta perderte a ti.

The Elder Scrolls V: Skyrim

Muchas cosas se le pueden criticar a Bethesda, pero la creación de mundos no es una de ellas. Skyrim es el ejemplo perfecto. Tenemos un mapeado enorme, una ambientación nórdica sublime y una variedad de escenarios abrumadora. Podemos visitar heladas montañas, pero también asentarnos en maravillosas ciudades. Por si fuera poco, Skyrim también es el lugar perfecto para los amantes de los dragones.

The Witcher 3: Wild Hunt

Ser un brujo en un mundo lleno de monstruos es todo cuanto podríamos desear. Y es que Geralt tiene a su disposición bellas y enormes ciudades, pueblos recónditos, espesos bosques, lagos cristalinos, zonas montañosas e incluso un archipiélago donde la nieve hace acto de presencia. El mundo que creó CD Projekt RED para su The Witcher 3 es, indudablemente, uno de los mejores de todos los tiempos.

Grand Theft Auto V

Si lo tuyo es el corte más realista deberías visitar Los Santos, la recreación de Los Ángeles de Grand Theft Auto V. Uno nunca se aburre de pasear por este maravilloso mundo sin hacer misiones pues la ciudad está sencillamente viva. Tenemos un gigantesco núcleo urbano, pero también la posibilidad de ir hacia las afueras y disfrutar de carreteras montañosas y secundarias e incluso de bosques frondosos.

Mass Effect: Andromeda

La ciencia ficción merece una mención aparte y en esta ocasión nos quedamos con el recién estrenado Mass Effect: Andromeda. BioWare ha aumentado la escala de los planetas que podemos visitar. Y es que hay pocas cosas más satisfactorias que el sentimiento de estar descubriendo mundos en los que nadie ha estado jamás. Viajar por el espacio y recorrer planetas inexplorados es simplemente sublime.

Horizon: Zero Dawn

Y hablando de ciencia ficción, Guerrilla Games nos ha ofrecido también en este mes de marzo uno de los mejores mundos abiertos de los últimos tiempos. La mezcla entre tecnología futurista y ambientación tribal postapocalíptica es tan explosiva que podemos pasarnos horas simplemente paseando por las ciudades, asentamientos y ruinas antiguas del juego. Por no hablar de ver a dinosaurios robot pelearse entre ellos.

Fallout 4

El mundo creado por Bethesda para Fallout 4 era considerablemente más pequeño que el de Skyrim, pero como punto positivo tenemos una densidad de actividades mucho mayor. A cada esquina tenemos misiones, narrativa ambiental y centenares de lugares a los que entrar. Pocas veces el apocalipsis nuclear ha sido tan bien recreado en un videojuego como lo hizo Fallout 4 a finales de 2015.

Bloodborne

Acabamos con una de las ambientaciones más sobrecogedoras de los últimos años, aunque no se trate de un mundo abierto como tal. El Bloodborne de From Software nos presenta unos terroríficos escenarios lovecraftianos en los que, como suele ocurrir en las obras del estudio japonés, nos sentimos diminutos ante las dimensiones de todo cuanto nos rodea. Un mundo interconectado y maravillosamente ambientado.

Publicaciones relacionadas

Cerrar