NES Mini: Todo lo que debes saber sobre la consola

NES Mini: Todo lo que debes saber sobre la consola

Este 2016 es un año de celebraciones para muchas franquicias y también lo es para una de las consolas más míticas de todos los tiempos. Nintendo Entertainment System o NES llegó a Europa en 1986 y celebra este año su trigésimo aniversario en el Viejo Continente. ¿La respuesta de la Gran N? Lanzar una versión en miniatura y con auténticos clásicos ya preinstalados de su legendaria máquina de 8 bits.

NES Mini ya está entre nosotros y hoy, desde AlfaBetaJuega, queremos desgranarte todas sus características para que puedas decidir si es lo que estás buscando o si tus ganas de adquirirla solo son fruto de una nostalgia incontrolable. Sea como fuere, a continuación te mostramos los rasgos de NES Mini, la nueva-clásica consola de Nintendo que llega justo hoy a las tiendas de videojuegos.

Factor nostalgia

NES Mini es, ante todo, un producto nostálgico y una pieza de coleccionista tanto para aquellos que disfrutaron en su momento de la consola como para las nuevas generaciones que quieran conocer de dónde venimos. A la cuidada estética hay que añadir una modernización muy interesante, con conexión HDMI y una fuente de alimentación USB, que nos permite conectarla a un ordenador o portátil en lugar de a la luz.

30 juegos preinstalados

La consola de Nintendo viene con 30 juegos preinstalados entre los que se incluyen obras maestras como Super Mario Bros., Super Mario Bros. 3, The Legend of Zelda, Doney Kong, Metroid, Kirby’s Adventure, Castlevania, Final Fantasy o Pac-Man. Treinta son muchos juegos, aunque la lista gustará más o menos dependiendo de si tus favoritos se encuentran o no incluidos en ella.

Solos o en compañía

El pack básico de NES Mini incluye un mando realmente fiel al original. Pero lo mejor de todo es que tenemos la oportunidad de emular aquellas tardes inolvidables y volver a jugar en compañía de un amigo o familiar. Para ello deberemos hacernos con un segundo mando (se vende por separado por 9,99 euros) y pulsar el botón start cuando estemos dentro del juego en cuestión.

Resoluciones

El nivel de personalización a la hora de jugar es un factor importante a tener en cuenta para adquirir una consola. Y es que esta NES Mini nos permite tres configuraciones distintas para que lo ajustemos todo a nuestros gustos. Tenemos dos más o menos convencionales, 4:3 y original, y una tercera muy curiosa que nos permite darle un efecto borroso a la imagen para imitar a las clásicas televisiones de tubo.

Videojuegos limitados

Como decimos, el catálogo de la NES Mini viene limitado a los 30 juegos preinstalados en el sistema, por lo que es posible que falten algunos de tus favoritos. Este es uno de sus puntos negativos, pues no existe forma de introducir nuevos títulos a la consola de ninguna de las maneras, por lo que nos veremos limitados a esa treintena de obras, que, sin embargo, están repletas de obras de arte.

Cables cortos

Otro de los problemas que se le ha achacado a esta NES Mini en sus primeras horas es la longitud de los cables. Especialmente grave es el caso de los mandos, cuyo cable nos obliga a estar muy cerca de la televisión para poder jugar. Lo mismo ocurre con el cable USB de alimentación, aunque en este caso podemos sustituirlo por otro que tengamos a mano y que sea más largo.

Precio controvertido

Pese a que como pieza de coleccionista los cerca de 60 euros que cuesta la NES Mini puedan parecer un precio asequible, lo cierto es que la limitación del catálogo podría hacernos pensar lo contrario. Existen emuladores que nos permiten jugar de forma gratuita a estos títulos, de modo que deberás pensarlo bien. Si además queremos jugar acompañados con un segundo mando el pack nos costará unos 70 euros.

Publicaciones relacionadas

Cerrar