Nevermind, un juego indie que regula su dificultad según los latidos de tu corazón

Cada vez es más común leer noticias sobre dispositivos externos que buscan ofrecernos modos diferentes de jugar a nuestros títulos favoritos. Desde el sensor de movimientos de Kinect, a los mandos de la Wii, pasando por la realidad virtual de las famosas Oculus Rift, cambiar las reglas de la jugabilidad de los videojuegos parece uno de los objetivos inmediatos de la industria, y uno de los ejemplos más sorprendentes lo tenemos en el juego indie Nevermind.

Desarrollado por Erin Reynolds, una ex empleada de Zynga, Nevermind es un juego indie de horror psicológico que nos reta a encontrar la fuente del trauma de una serie de pacientes de un psiquiátrico metiéndonos en su cabeza, dónde tendremos que resolver puzzles, rompecabezas y acertijos. La particularidad de este título sin embargo radica en su dificultad: el juego medirá mediante un sensor los latidos de nuestro corazón, y cuanto más se aceleren, más dificiles de resolver serán los enigmas a los que nos enfrentemos, obligándonos a mantener la calma y el sosiego si queremos llegar al final de la aventura. Lleva bastante tiempo mostrándose en la red (arriba os dejamos un gameplay del canal de YouTube TJ Smith Gaming) y es ahora cuando por fin conocemos que está cerca de iniciar su recta final.

Este sorprendente proyecto, del que nos hemos enterado gracias a Game Informer, se publicará pronto en Kickstarter para poder ser financiado de manera popular, y estaremos atentos pues tiene el potencial para causar un gran impacto en los juegos de terror tal y como los conocemos.

Podéis visitar su página web oficial aquí. ¿Os atreveríais a jugarlo?

Publicaciones relacionadas

Cerrar