Sekiro: Shadows Die Twice y el Simio Guardián hacen perder los nervios al streamer Ninja

Ninja se lleva una sorpresa al enfrentarse al Simio Guardián, algo que todos sus espectadores esperaban.

Ninja jugando a Sekiro

Sekiro: Shadows Die Twice sigue la curva de dificultad trazada por FromSoftware, el estudio que dio vida a las sagas Dark Souls y Bloodborne. La muerte y la frustración son dos motivos íntegramente ligados a Sekiro, por lo que en ocasiones puede resultar complicado no perder los nervios ante ciertos enemigos. Y esto mismo es lo que le ha ocurrido al popular streamer Tyler Blevins, también conocido bajo su pseudónimo, Ninja, en Twitch.

Ha sido este fin de semana cuando Ninja se ha enfrentado en directo al poderoso Simio Guardián en Sekiro: Shadows Die Twice. Tras una batalla de casi treinta minutos, el streamer se dio cuenta que a penas estaba a mitad del camino, acto seguido detuvo el juego, se levantó de la silla y se marchó haciendo un alarde de desesperación.

Como era de esperar, Ninja murió en la segunda parte de la batalla, pero el popular streamer no se rindió y continuó con sus directos de Sekiro durante todo el fin de semana.

Sekiro: Shadows Die Twice está disponible para PlayStation 4, Xbox One y PC y hace poco hablamos largo y tendido sobre él en su análisis.

Sekiro: Shadows Die Twice pone al jugador en la piel de un guerrero shinobi que, tras ciertos acontecimientos, pierde uno de sus brazos, teniendo que utilizar una prótesis en su lugar para seguir cumpliendo el cometido de proteger a su señor. Con esta premisa situada en el período Sengoku, From Software introduce un universo completamente novedoso respecto a sus anteriores obras, tratando de ofrecer un nuevo reto a los jugadores experimentados en el denominado fenómeno “Soulsborne”.

Marina Martínez

Graduada en Filología Alemana y amante de los idiomas, literatura, tecnología y videojuegos. Me gusta crear contenido relacionado con aquello que me apasiona.

Publicaciones relacionadas

Cerrar