Nintendo da a conocer las fatales consecuencias de retirar el plástico protector de Switch OLED

Sigue siendo igual de fácil de rallar que el anterior modelo.

Nintendo Switch modelo OLED ya está a la venta desde hace unos días y trae importantes novedades en su pantalla respecto al modelo original. No solo es más grande (7 pulgadas), también cuenta con tecnología OLED y, algo que no muchos saben, una pantalla de cristal. Habrá que tener mucho más cuidado con que no se caiga al suelo este nuevo modelo de Nintendo Switch.

Muchos de los usuarios que cuentan ya con su Nintendo Switch modelo OLED se han dado cuenta de que, a diferencia del modelo original, esta cuenta con un protector de pantalla de plástico debido a que su pantalla es de cristal, mientras que en la anterior era de plástico. El motivo de este cambio es bien simple, evitar rayaduras, aunque eso hace que sea más sensible a los golpe. De ahí el protector de pantalla de plástico.

Este protector casi imperceptible evita consecuencias fatales tras una caída, en la medida de lo posible, y que el usuario tenga que lidiar con cristal roto en caso de accidente, lo que podría ser peligroso. Desde Nintendo recomiendan no quitarlo (vía IGN), ya que nunca se sabe cuando pueda sufrir uno un despiste y que la consola acabe en el suelo.

Para aquellos que aún quieran una capa más de protección, al igual que para el modelo original o Nintendo Switch Lite, Nintendo vende un pack de protector de pantalla plástico más una funda de viaje para la consola por unos 20 dólares. Igualmente, no tardarán en salir al mercado protectores de pantalla de terceros, tanto de plástico, como de cristal templado, que añade más resistencia ante arañazos, pero menos aguante a las caídas.

En cualquiera de los casos, Nintendo Switch OLED está ya a la venta con importantes mejoras respecto al modelo original, mientras que se sigue rumoreando la existencia del modelo «Pro» a 4K. Esta revisión ha venido acompañada, además, por uno de los mejores juegos del año, Metroid Dread.

Luis Avilés

Periodista de profesión y jugador de vocación. Me he criado con una consola entre las manos y me esfuerzo día a día en convertir mi hobby en una forma de vida.
Cerrar