Nintendo gana la demanda por las patentes del Wiimote

Allá por 2008 Nintendo fue acusada por incumplir algunas patentes relacionadas con la detección de movimientos corporales y fue llevada a los tribunales por parte de Motiva. El litigio duró tres años y el juez le dio la razón a Nintendo. Pero en Motiva no estuvieron de acuerdo y decidieron recurrir.

Una nueva comisión formada por tres jueces ha resuelto el caso y de nuevo el resultado ha sido el mismo: el Wiimote no infringió ninguna patente. Los magistrados han argumentado que Motiva no quiere fabricar productos con sus patentes, sino sólo litigar, y avisan de que la nueva sentencia no es recurrible.

Lo más novedoso del caso es que se puede sentar un precedente contra las empresas que sólo se dedican a registrar y comprar patentes con el único fin de lucrarse demandando a otras compañías.

Publicaciones relacionadas

Cerrar