Nintendo no ha alcanzado sus expectativas en el mercado móvil

El mercado móvil es un territorio a descubrir. En estos dispositivos portátiles hemos visto aterrizar juegos con una gran audiencia en consolas como Fortnite: Battle Royale o PlayerUnknown's Battlegrounds. Por ello no es de extrañar que grandes compañías del sector se estén interesando por este mundo y algunas como Nintendo ya hayan apostado por el mismo con el lanzamiento de títulos como Super Mario Run. ¿Qué tal les habrá ido?

Pues lo cierto es que, atendiendo a las palabras de Tatsumi Kimishima, parece que no ha ido tan bien como esperaban. El presidente de Nintendo ha sido sincero al asegurar que si bien es cierto que sus esfuerzos en el mercado móvil han dado algunas recompensas, éstas no han sido tantas como se había previsto. Por un lado se ha conseguido ampliar el público que accede a las propuestas de la Gran N y a sus IP, pero, por el otro, los beneficios logrados no se asemejan a las expectativas de la compañía nipona.

Tal y como se expone en la presentación de resultados a inversores, para el futuro Nintendo espera ampliar esta cuota de mercado y hacer del mundo smartphone un pilar fundamental de la compañía. Por el momento, la Gran N ya tiene una fuerte presencia en este sector gracias al lanzamiento de títulos como Super Mario Run, Animal Crossing: Pocket Camp o Pokémon GO. ¿Qué podrían tener en mente?

El siguiente paso del que tenemos constancia es el lanzamiento de Mario Kart Tour, que trae la popular saga de conducción al mercado móvil. Un juego que pretende repetir la fórmula que Nintendo imprimió en Super Mario Run al comienzo, ofrecer los primeros niveles de forma gratuita y hacer que los usuarios paguen para acceder al resto.

También, para el futuro en el mercado smartphone, Nintendo tiene en mente el lanzamiento de un RPG llamado Dragalia Lost, proyecto realizado junto a CyGames que parece va a tener un contenido muy parecido al de los clásicos de este género. Sin embargo, poco se ha dicho hasta la fecha sobre este proyecto. En definitiva, planes hay en la Gran N, sin embargo queda por saber si servirán para conseguir el objetivo de hacer de este mundo un pilar fundamental de sus ingresos.

 

Cerrar