Nintendo Switch podría quedarse sin su proveedor de pantallas

Después de haber conseguido vender más de 5 millones de unidades, parece que a Nintendo no le va nada mal con su última plataforma, Nintendo Switch, una consola que, desgraciadamente, presenta un número de problemas algo elevados, que su compañía estaría intentando solucionar cuanto antes.

Por una parte, los servidores online de Nintendo han experimentado algunos fallos que han dejado a todos los jugadores sin conexión durante unas horas. Por otra parte, la consola de la Gran N también tuvo que resolver un fallo relacionado con el indicador de la batería de Nintendo Switch, que surgió a raíz de una actualización de la consola.

Sin embargo, tal vez el mayor problema al que se enfrenta la compañía nipona con respecto a Switch sea la escasez de consolas en el mercado. Algo que hace algún tiempo se intentó explicar resaltando que Nintendo Switch necesita un componente por el que Nintendo estaría compitiendo contra los principales fabricantes de dispositivos móviles.

No obstante, parece que ahora la compañía tendrá que superar otro pequeño bache en el camino de Switch. Porque, como informan desde NintendoEverything, la empresa que se encargaba de la fabricación de las pantallas de Nintendo Switch estaría a punto de entrar en quiebra, algo que puede obligar al retraso, aún mayor, de la venta de nuevas Nintendo Switch. Como han explicado en The Wall Street Journal, Japan Display, la empresa que se encarga de fabricar las pantallas para Nintendo habría tenido que despedir a cerca de 3700 personas, el 30% de su plantilla. Algo que puede acabar siendo un duro golpe para Nintendo y para todos aquellos que esperan desde hace largo tiempo el poder hacerse con su propia Nintendo Switch.

 

 

Cerrar