Nintendo Switch: Todo lo que debes saber sobre la nueva consola de Nintendo

Nintendo Switch: Todo lo que debes saber sobre la nueva consola de Nintendo

Wii U encaraba la recta final de su vida y Nintendo sabía que el relevo debía llegar pronto. En los meses finales del pasado año 2016 la Gran N anunciaba en un escueto vídeo su nueva consola de sobremesa. La hasta entonces conocida como NX pasaba a llamarse Nintendo Switch y sorprendía a propios y a extraños con un novedoso concepto que mezcla la potencia y las prestaciones de una máquina doméstica con la portabilidad y la manejabilidad de una portátil.

Nintendo Switch es la primera consola híbrida de la compañía nipona y la semana pasada, tras muchas fechas de dudas, incógnitas y rumores, al fin conocíamos de primera mano los entresijos del sistema. Empezando por su precio y su fecha de lanzamiento hasta las características que la harán única, pasando por todos los videojuegos que tendrá de lanzamiento y los que irán llegando a lo largo del año.

Lo que todo el mundo quería saber sobre Nintendo Switch era su fecha de lanzamiento. La Gran N había especificado meses atrás que marzo sería el mes elegido, pero ahora hemos sabido que el día 3 de ese mes será cuando al fin podamos echarle el guante a la nueva consola de sobremesa de la compañía. Y es que, ante todo, Nintendo ha querido dejar más que claro que Switch es una máquina enfocada en el juego doméstico.

Del mismo modo el precio era la otra gran incógnita de cara al lanzamiento, una incógnita que ya está más que resuelta. El precio anunciado para Japón (29.980 yenes, unos 250 euros) y para Estados Unidos (299 dólares a los que habría que añadir las tasas de cada estado) ha sido diferente en Europa. Los comercios españoles han comenzado la campaña de reservas por 329 euros, aunque algún que otro portal ya ha empezado a bajarlo unos diez euros del precio de arranque.

Sea como fuere, ese precio de entrada no será lo único que debamos pagar si queremos ser jugadores con privilegios en Nintendo Switch. Y es que la compañía japonesa ha seguido los pasos de Microsoft y Sony y a partir de ahora jugar online nos costará un dinero adicional cada año. Con ello se mejorarán servidores y características online y se nos ofrecerá alguna que otra recompensa. De momento se ha hablado de un juego de NES o SNES que será jugable durante un solo mes, aunque no se han concretado cifras para las suscripciones. De hecho, hasta otoño este servicio estará a prueba, por lo que los jugadores no deberán pagar por jugar online hasta entonces.

Otra de las grandes incógnitas a despejar era saber si Nintendo Switch sería region-free (que no tendría bloqueo regional). La Gran N así lo confirmó, aunque también quiso matizar que la decisión dependería, en última instancia, del fabricante del título en cuestión. De este modo, a no ser que se nos indique lo contrario, podríamos importar videojuegos de Switch y reproducirlos sin problema en nuestra consola europea.

La gran fortaleza de Nintendo Switch es la gran variedad de formas de jugar que permite y vamos a adentrarnos en ellas hablando sobre cómo es la consola. Por una parte tenemos el dock o pieza principal en el que acoplamos la pantalla táctil portátil para poder utilizarla como consola de sobremesa. A ella podremos jugar con el mando con los Joycon acoplados o con ellos separados, dependiendo de lo que nos exija el título al que estemos jugando en cada momento.

Sin embargo, las posibilidades de Nintendo Switch aumentan cuando sacamos la pantalla portátil del dock y nos la llevamos por ahí. En dicha pantalla podremos acoplar los Joycon para jugar como si se tratara de una consola portátil, pero también tendremos la posibilidad de separarlos de la pantalla y jugar con un amigo tan solo con lo que incluye el pack inicial de Switch. Y es que la pantalla podrá ser plantada en una superficie plana mientras nosotros y otra persona cogemos un Joycon cada uno.

Los Joycon, además, son mucho más sorprendentes de lo que cabía esperar en un principio. Pese a su reducido tamaño (la comodidad está por comprobar en cuanto los probemos con algún juego que requiera su uso), estos dispositivos tienen una tecnología que Nintendo ha llamado vibración HD que nos sumerge en la experiencia y que sirve para realizar acciones de detección de movimientos. Promete dar grandes momentos.

La pantalla, por su parte, tiene un tamaño de 6,2 pulgadas, superior a la del pad de Wii U, mientras que también tiene funciones multitáctiles, pudiendo ser pulsada en diferentes lugares de forma simultánea y dando resultados precisos. La autonomía era una de las principales dudas sobre ella y Nintendo ha confirmado que durará entre 3 y 6 horas, dependiendo del uso que le demos. Por ejemplo, The Legend of Zelda: Breath of the Wild hará que nos dure unas tres horas en total.

La parte positiva es que podremos conectarla y recargar la batería mientras seguimos jugando, de modo que no tendremos que detenernos nunca si así lo deseamos. Finalmente cabe resaltar otra de las particularidades del Joycon izquierdo, que en esta ocasión incorporará el botón Share que ha popularizado el DualShock 4, con el que podremos compartir imágenes (y más adelante clips de vídeo) en nuestras redes sociales con tan solo pulsar el botón.

También cabe señalar que tendremos la opción de jugar a la Nintendo Switch de sobremesa con un mando Pro, que a simple vista parece más convencional y cómodo que el que incluye el pack inicial de la consola. Lamentablemente no va incluido en el bundle de inicio y para hacernos con él (al menos de momento) deberemos desembolsar unos setenta euros adicionales. Y es que, según parece, los accesorios de Switch son algo más caros que los de la competencia.

Por último, la Gran N ha confirmado que todas las Switch de la primera remesa tendrán una capacidad interna de 32 GB, algo que podría quedarse corto mucho más pronto de lo que pensamos. Breath of the Wild ocupará, más o menos, la mitad de ese espacio, por lo que tendremos que recurrir a tarjetas SD de gran capacidad para poder ampliar el espacio disponible para almacenar juegos, datos guardados y demás elementos.

Una vez repasadas las características básicas de Nintendo Switch que la firma japonesa dio a conocer a finales de la semana pasada es hora de centrarnos en lo verdaderamente importante: los videojuegos. Y es que por muy potente, innovadora o variada que sea una consola no es nada sin títulos que ensalcen su catálogo y que atraigan el interés del público general. Es por ello que Nintendo ha querido hablar largo y tendido sobre ellos.

El mayor atractivo para hacernos con una Nintendo Switch desde el día de su lanzamiento es The Legend of Zelda: Breath of the Wild, que cada vez pinta mejor pero que también estará disponible en Wii U. Además también podremos tener acceso desde el 3 de marzo a 1, 2 Switch, una obra que quiere mostrar el potencial de los Joycon, o a Super Bomberman R, el regreso de la mítica franquicia.

Ya en abril podremos hacernos con Mario Kart 8 Deluxe, una versión mejorada del juego de Wii U que llegará con nuevos pilotos pero con pocas novedades más. Algo similar ocurrirá con Splatoon 2 en verano. Y es que a pesar de tener nombre de nueva entrega se trata de un juego continuista y que, como el anteriormente mencionado, tan solo hace gala de algunas funciones añadidas, aunque deberemos esperar para conocer más detalles sobre él.

La llegada de Switch también supondrá el nacimiento de algunas nuevas propiedades intelectuales. El caso más destacado es el de Arms, un videojuego de corte multijugador que mezcla boxeo y disparos gracias a unos brazos extensibles que podemos alargar haciendo el movimiento de dar un puñetazo con los Joycon. Puede jugarse completamente con estos controladores, aunque también con el mando en posición normal o incluso con el controlador Pro.

El catálogo de exclusivos de Nintendo Switch comenzará a engrosarse en este mismo 2017, pues tendremos nueva entrega del fontanero más popular del mundo. Hablamos de Super Mario Odyssey, que nos invitará a explorar escenarios de lo más peculiares y coloridos en tres dimensiones, como una ciudad abierta que podremos explorar a nuestro antojo. También podremos disfrutar de otros grandes esperados como Xenoblade Chronicles 2 o Fire Emblem Warriors.

En el apartado en el que hubo menor presencia de la prevista fue en el de las compañías third party. Y es que tan solo Electronic Arts, Ubisoft Bethesda y 2K Games han comenzado a decir qué proporcionarán a los jugadores de Switch próximamente. En el primer caso se hablo únicamente de FIFA 18, mientras que la compañía gala confirmó Just Dance 2017, Steep y Rayman Legends.

Bethesda volvió a hacer hincapié en The Elder Scrolls V: Skyrim, que será una versión diferente a la Special Edition recientemente lanzada en PlayStation 4 y Xbox One, y 2K Games también afirmó que NBA 2K18 estaría en Switch. Sin embargo, el enorme catálogo de desarrolladoras que están trabajando para la nueva consola de Nintendo no fue aprovechado en el evento de la semana pasada y deberemos esperar para ver en qué están trabajando compañías como Activision, From Software, etcétera.

Publicaciones relacionadas

Cerrar