Nintendo vuelve a hablar sobre el tiempo de vida que le queda a Switch

Y parece que le queda cuerda para rato.

El éxito de la actual consola de Nintendo está marcando sobremanera el futuro a corto plazo de la compañía. Como ya se sabe, la Switch es un gran alivio para la compañía tras el mal trabajado marketing sobre la WiiU. En cuatro años de vida, la anterior plataforma se estancó en 13 millones, mientras que la híbrida, entre todas sus versiones y el mismo tiempo de vida, acumula más de 92 millones de unidades vendidas. Además, todavía no se muestra ningún atisbo de debilidad en las ventas, por lo que la consola alcanzará fácilmente las 100 millones de consolas vendidas en los próximos meses. Sin embargo, sabemos que su vida útil no puede ser para siempre.

Por ese motivo, la compañía nipona se ha pronunciado sobre el tiempo de vida que hipotéticamente le queda a la Nintendo Switch. Como ya se sabe, tras cumplir cuatro años, la consola se queda en su quinto año de vida, y lo común es que las consolas dejen paso a un nuevo modelo después de seis o siete años en el mercado. Pero, tal y como ha reflejado Nintendo en una ronda de preguntas con sus inversores, todo apunta a que no será así en esta ocasión.

No hay indicios de la consola sucesora

Entre muchas otras cosas, en dichas respuestas se afirma que todavía no van a hablar sobre la consola de nueva generación que jubile a la Nintendo Switch porque esta consola se sigue mostrando demasiado fuerte en el mercado como para quitarla antes de tiempo. Y verdaderamente, con las ventas que genera la consola, más el impulso provocado recientemente por la Switch OLED, queda claro que, aunque se encuentre en el ecuador de su vida útil, su ocaso se antoja más que lejano.

Es totalmente comprensible que la Switch vaya a estirar su vida útil más de lo que se esperaba. No sabemos cómo paliarán las limitaciones técnicas de la consola durante los próximos años o si sacarán alguna versión más potente, pero igualmente, sacar una nueva plataforma en la situación de escasez de componentes que existe hoy en día, sería un gran lastre en ventas.

De hecho, actualmente la Switch ha reducido sus ventas porque también ha tenido que bajar su producción, algo que afectaría más seriamente a un nuevo sistema. Teniendo en cuenta que este problema con los componentes se alargará previsiblemente hasta 2023, es difícil que en los próximos dos años la Switch deje de ser el buque insignia de Nintendo.

Daniel García

Graduado en Periodismo, lleva con consolas entre sus manos desde antes de aprender a leer. Su primer contacto fue con una Game Boy Color y un Pikachu de compañero junto a Mario, Link o Wario. Ahora es un jugador versátil que un día te habla de FIFA o Assassin's, y al otro día sobre Hidetaka Miyazaki, No Man's Sky o del JRPG que le pidas.
Cerrar