Niveles de agua en videojuegos que rompen el mito del aburrimiento

Hay un elemento muy presente en los videojuegos que se ha convertido en el protagonista de muchas pesadillas a los mandos: los niveles acuáticos. La pesadez y lentitud que implica este elemento, además de la limitación que supone, generalmente, sobre el personaje que manejamos, siempre ha hecho que toparse contra uno suponga armarse de paciencia, valor y mucha fuerza de voluntad.

Pero siempre hay excepciones que rompen la regla. Hay niveles de agua muy buenos escondidos en títulos que todos conocemos, como también en otros menos populares. Meter a tu protagonista bajo el agua no siempre significa pasarlo mal. De hecho, a veces puede traer una experienca muy divertida, a la par que exigente e interesante.

Es de esos casos de los que os queremos hablar. Hoy os traemos varios niveles acuáticos de videojuegos que rompen el mito, el pensamiento extendido de que siempre que nos topamos con uno nos toca aburrirnos y sufrir hasta límites exasperantes. A continuación, os dejamos con ellos.

 

Super Mario 64 – Jolly Roger Bay

El buen control de Mario dentro del agua ayudaba bastante a hacer de este nivel uno más disfrutable que sufrible. Tanto la música de Jolly Roger Bay como su diseño permiten al jugador disfrutar de una experiencia tranquila y divertida mientras nada o se mueve por la superficie con el exfontanero. No hay apenas amenazas y el riesgo de morir ahogados es algo casi nimio.

 

Donkey Kong Country – Coral Capers

En realidad, la inmensa mayoría de niveles acuáticos de Donkey Kong Country son un ejemplo perfecto del buen diseño. Los monos tienen una movilidad genial bajo el agua y la posibilidad de montar sobre el pez espada Engarde para acabar con todo lo que se mueva es incluso divertida. Más opciones de juego y hasta una mayor velocidad y movilidad gracias a la nueva montura rematan esta genial propuesta.

 

Dino Crisis 2 – Reactor inundado

Esta parte de la aventura podía contar con secciones molestas, pero la libertad para explorar que se brindaba al jugador lo compensaba todo. Aunque la escafandra limitaba ligeramente la velocidad de Regina, los dinosaurios acuáticos, el ambiente cargado y tenso y las nuevas posibilidades que brindaba el elemento acuoso convertían a esta sección en una de las más destacables de Dino Crisis 2.

 

Mega Man 2 – Bubble Man

El primer nivel acuático de la saga Mega Man y el que marcó al resto de entregas. Quienes manejaron al robot azul aquí se toparon con su primera incursión bajo el agua. Saltos más elevados, nuevos enemigos y nuevos riesgos por los acertados cambios en las físicas de juego traían un escenario tan bueno que influyó al resto de fases similares en los siguientes juegos.

 

Sonic Mania – Hidrocity Zone

Cualquiera de las Hidrocity, tanto la de Sonic 3 como la de Sonic Mania, resultan más divertidas que otros niveles de agua de los juegos del erizo azul. Pero el título más reciente se lleva la palma, no solo por recoger lo mejor de los originales y llevarlos un grado más allá, sino también por el combate con el jefe, en el que por primera vez se cambian las tornas.

 

Shadow of the Colossus – Séptimo Coloso

Para muchos, este no puede ser un nivel como tal; pero todo el enfrentamiento contra Hydrus es una sección y una forma perfecta de demostrar cómo se debe usar este elemento para hacer de una batalla algo más interesante. El coloso es capaz de emitir descargas eléctricas que te impiden acercarte a él cuando está sumergido, teniendo que actuar tanto bajo como sobre la superficie del agua y controlando tiempos y espacios para que Wander salga airoso.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar