Niveles de videojuegos diseñados solo para torturar al jugador

Algunos desarrolladores de videojuegos quieren contarnos historias y otros quieren que compartamos las experiencias con amigos para que todo sea más inolvidable. Sin embargo no hay que olvidar que los videojuegos casi siempre tratan de ponernos ante un desafío que debemos resolver si queremos seguir avanzando, de modo que algunas fases o niveles deben ser más rebuscadas y complicadas que otras que superamos con facilidad.

De ello precisamente es de lo que queremos hablarte en el día de hoy, pues lo que encontrarás en la lista que te dejamos a continuación es una selección de niveles de videojuegos que eran tan frustrantes que parecían diseñados únicamente para torturar al jugador. Sin más dilación te dejamos con nuestras propuestas y te invitamos a que nos dejes las tuyas propias a través de la caja de comentarios para complementar las nuestras.

Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty

A nadie en el mundo entero parece gustarle la fase de Metal Gear Solid 2 en la que debemos escoltar a Emma Emmerich. Las fases de escolta son de lo más molestas, pero esta se lleva la palma por encima del resto. Y es que además de tener que proteger a un personaje indefenso también tenemos que sumergirnos en el agua y acordarnos del camino para no morir ahogados y tener que repetir toda la sección desde el principio.

Pokémon Rojo/Azul

En la década de los 90 casi nadie tenía acceso a internet ni a guías de videojuegos, de modo que el Túnel Roca de Pokémon Rojo y Azul fue todo un desafío para miles de niños (y no tan niños) de todo el mundo. Si no conseguiste encontrar la MO Destello tendrías un serio problema, pues moverse por la cueva completamente a oscuras es un desafío de proporciones mayúsculas. Si encontraste la salida te damos la enhorabuena.

Dark Souls

La Ciudad Infestada de Dark Souls está diseñada con un solo objetivo en mente: matar a tu personaje de la forma que sea. Ahí abajo puedes ser envenenado, golpeado, te pueden lanzar obstáculos a distancia y también puedes caer al vacío. A cada paso que das hay nuevas y crueles formas de morir. Lo mejor es tirar la llave que te da acceso a la Ciudad Infestada y buscar una entrada que no te obligue a perderte en los laberintos.

Halo

Alargar los videojuegos con fases que no divierten es lo peor que puede hacer una desarrolladora y eso es precisamente lo que hizo Bungie con su majestuoso Halo: Combat Evolved. Nos referimos al nivel de la Biblioteca, en el que el Jefe Maestro debía escapar de cuatro plantas completamente iguales y carentes de color y que, para más inri, se inundaban de enemigos dispuestos a ponernos las cosas muy difíciles.

Dark Souls 3

From Software tiene la manía de hacer sufrir a sus fans en momentos concretos de sus obras, como es el caso de la zona del Torreón de Farron en Dark Souls 3. Está bien, no llega al nivel de la Ciudad Infestada del primer Dark Souls, pero en esta fase nos envenenamos, nos movemos muy despacio, debemos encontrar tres lugares en concreto en una zona enorme y nos atacan enemigos muy poderosos. Todo un dolor de muelas.

Battletoads

A lo largo de la historia del ocio electrónico ha habido momentos de lo más difíciles, pero el nivel del Turbo Tunnel de Battletoads probablemente tenga el honor de ser el responsable de que más gente rompiera el mando contra la tele. En el Turbo Tunnel aparecen obstáculos a una velocidad de auténtico vértigo y solo los más ágiles mentalmente del mundo mundial son capaces de superar todo lo que nos propone.

Bloodborne

Pues sí, From Software merece tres apariciones en esta lista por méritos propios. En Bloodborne también encontrábamos una fase de lo más tortuosa. Nos referimos al enfrentamiento y a la previa del encuentro con Pesadilla de Mensis. Se incluyen horrendas mecánicas de sigilo en un RPG de acción, nos enfrentamos a enemigos muy fastidiosos y encima la resolución de la batalla contra el jefe tiene más que ver con la suerte que con la habilidad.

Cerrar