No Solo Gaming: 51 Maneras de Proteger a tu Novia de Usamaru Furuya

No Solo Gaming: 51 Maneras de Proteger a tu Novia de Usamaru Furuya

Usamaru Furuya es uno de esos autores japoneses que tienen un estilo tan pronunciado, con un sello tan personal tanto en sus historias como en su narrativa, que acaban marcando a los lectores de los países donde se publican sus obras. Series no especialmente extensas donde aprovecha para mostrarnos a través de un ritmo narrativo tremendamente atrayente, los lados más rebuscados y oscuros del ser humano pero siempre con un contrapunto esperanzador donde nos incita a creer que no todo está perdido. 

Las historias de este singular mangaka no han pasado desapercibidas en su país de origen donde incluso han llegado a ser adaptadas a imagen real como sucedió con la sorprendente El Club del Suicidio, donde el particular director Sion Sono llevó a cabo esta traslación del papel al celuloide. Este título, quizás uno de los grandes referentes dentro de las obras de este autor, ha sido editado en nuestro país junto a gran parte de su trabajo donde hemos tenido la enorme suerte de poder acceder a obras tan llamativas y particulares como la ya mencionada El Club del Suicidio, la impactante Hikari Club o los dos títulos que está editando actualmente Ponent Mon como son Autasasinofilia y 51 maneras de proteger a tu novia. Variados y magníficos ejemplos del buen hacer de este autor con los que podemos afirmar de forma rotunda que no es un desconocido para los lectores de manga españoles.

Esta semana en No Solo Gaming le hemos querido rendir homenaje a este peculiar autor comentando su visión de un espectacular terremoto con epicentro en la mismísima Tokio dentro de su trabajo 51 maneras de proteger a tu novia.

¿Y si un terremoto sacudiera Tokio? Jin Mishima, profesor de instituto, y Nanako Okano, una joven gothic lolita, se reúnen por causas del destino justo antes de que Tokio sufra un terrorífico terremoto de 8.1 grados, dejando la ciudad en ruinas. Desde ese instante, ambos tendrán que luchar por sobrevivir a una catástrofe que trae consigo todo tipo de implicaciones devastadoras en las que la supervivencia lo es todo.

En esta obra de nombre tan llamativo como curioso, Usamaru Furuya coloca a sus personajes protagonistas en una situación límite para sacar tanto las miserias y el egoísmo propio de la humanidad como la grandeza que es capaz de mostrar en este tipo de situaciones. Con unos protagonistas bastante contrapuestos y distintos pero con un punto en común en su pasado que hará que les una, el autor quiere ofrecernos su particular visión de las nefastas consecuencias que podrían llegar a ocurrir si la capital japonesa sufriera un terremoto tan tremendo como el que se nos explica en las páginas de este manga. Aunque ésta es una obra de ficción y simplemente es un ejercicio de imaginación, la situación propuesta no está demasiado alejada de una posible realidad ya que como comenta el propio autor, es más que probable que en los próximos años la imponente Tokio sufra algún seísmo de esa intensidad. De hecho, este trabajo de Furuya pertenece al proyecto “Proteger a tu novia”, movimiento dirigido por el periodista especializado en prevención de desastres y gestión de crisis Minoru Watanabe, que aunque quizás el nombre no se haya escogido con demasiado acierto, su función final sí es bastante útil e importante ya que intenta concienciar y enseñar a la juventud japonesa de cómo actuar en caso de este tipo de terremotos para evitar daños mayores.

Sin duda, ésta es una preocupación bastante grande para los japoneses que quieren llegar a mostrarles a los jóvenes y a los niños de la forma más realista posible lo que podrían llegar a vivir y de qué forma deberían afrontarlo a través de distintas obras enfocadas a ellos como es 51 maneras de proteger a tu novia o el anime Tokyo Magnitude 8.0, por nombrar algunos de los ejemplos más destacados.

Centrándonos en el manga en sí, podemos encontrar una historia realmente interesante con unos personajes que se ven obligados a entenderse y a ir aprendiendo a marchas forzadas debido a la espeluznante situación que se han visto obligados a vivir. Personajes que vuelven a ser muy cercanos para el lector, poniendo en una situación límite a gente corriente de las que nos cruzamos por la calle día a día, haciendo que la historia mantenga esa punto de realismo que busca el autor para que su lectura sea aún más impactante.

En la narración de Furuya tenemos uno de los grandes aciertos de este manga y es que tal y como ha demostrado ya en numerosas ocasiones, vuelve a ser muy fluida y correcta obligando al lector a tener unas ganas irrefrenables de querer saber qué va a pasar a pesar de la terrible situación que nos cuenta. Por supuesto, para poder conseguir esa sensación de angustia, nerviosismo y desconcierto que se debe vivir al sufrir un terremoto de este tipo, el autor confía muchísimo en su dibujo donde va intercalando trazos y expresiones realmente bien dibujadas y bonitas con viñetas bastante sucias generando esa contraposición de luces y sombras que quiere mostrar al lector.

En definitiva, con 51 maneras de proteger a tu novia tenemos un manga de catástrofe realmente entretenido, muy bien contado, con unos personajes con los que el lector es capaz de empatizar rápidamente y que además, se hace tremendamente interesante por su parte educativa respecto a cómo afrontar un terremoto de esa magnitud.

Edición española. Ponent Mon es la que apuesta por partida doble por obras de Usamaru Furuya ofreciéndonos para esta serie una edición más que correcta comenzando con un tomo de 192 páginas, de tamaño 14 x 21 cms. a un precio de 14€. Una edición bastante similar a las que suele ofrecer esta editorial que sigue en su línea de licenciar manga de calidad de autores especialmente interesantes. Además, la editorial da la oportunidad de probar las 15 primeras páginas de esta serie a través de su propia página web. Un detalle que hay que agradecer como bien merece.

Finalizamos el artículo de esta semana con la portada del primer tomo de este sorprendente manga:

Por Miguel A. Aguilar
También puedes escucharle en Freakytown

Publicaciones relacionadas

Cerrar