No Solo Gaming: Akame Ga Kill!, el manga

No Solo Gaming: Akame Ga Kill!, el manga

Akame Ga Kill! es otro de esos títulos que se hace muy famoso y solicitado en distintos países debido a la difusión de su exitoso anime. Pasó hace muchos años con el fenómeno Naruto y este patrón se sigue repitiendo una y otra vez, siendo ésta una buena manera de estudiar su viabilidad en el mercado español para las distintas editoriales. Norma Editorial es una de esas empresas que intenta mimar mucho a su público con distintas formas de ser cercana, con no dejar ninguna serie cortada y con escuchar sus peticiones haciéndola realidad y aunque bien es cierto que el título que nos ocupa no era objetivo exclusivo de Norma, finalmente fue esta editorial la que se llevó el gato al agua y que nos presentó a bombo y platillo esta deseada novedad en uno de los eventos más esperados por los aficionados al Manga y al Anime de nuestro país, que no es otro que el Salón del Manga de Barcelona, lanzando los dos primeros volúmenes en un fantástico pack y coronándolo con la presencia de su dibujante, Tetsuya Tashiro, como uno de sus invitados estrella que hizo las delicias de todos sus fans.

De qué va: Tatsumi, un chico de pueblo, decide embarcarse en la aventura junto a dos de sus grandes amigos de ir hacia la gran y fantástica ciudad donde su objetivo es alistarse en el ejército para conseguir dinero para poder ayudar a su familia y a su pueblo. Pronto se dará de bruces con la realidad y sabrá de la forma más cruel posible que no todo es oro lo que reluce. Al conocer lo podrida que está la capital y la corrupción que existe, acaba aceptando alistarse al Night Raid, un grupo de rebeldes que se opone fuertemente al Imperio y lucha por imponer un poco de justicia de la forma más radical.

Opinión Personal: A pesar de existir su ya nombrado anime, esta serie cayó en mis manos siendo totalmente un novicio dentro del mundillo protagonizado por Akame. Antes de adentrarme en su lectura, tenía la impresión de estar ante un shônen típico de peleas que suelen tener bastante éxito y legiones de fans pero que quizás la trama fuera más lineal y menos profunda de lo que me gustaría. No quiero con esto quitarle mérito y valor a uno de los géneros más seguidos a lo largo y ancho tanto de Japón como del resto del mundo y que tan buenas series ha dado, sino que a veces y a cierta edad, uno busca series que ofrezcan algo más y que no sea una simple serie de entretenimiento puro y duro.

Con la lectura del primer tomo confirmé un poco esa idea pero algo me decía que no estaba ante un shônen al uso y que me ofrecería algo más, así que proseguí con su lectura encontrándome con eso que esperaba y que podía leer entre líneas en sus primeros capítulos.

Akame Ga Kill! es una trama bastante oscura, muy sádica (tanto que roza el gore) que intenta mostrar una crítica a ciertos estamentos políticos bastante radical pero crítica al fin y al cabo que el lector agradece bastante. También trata el abuso de poder y opresión hacia los más desfavorecidos, siendo éste uno de los temas estrellas dentro de la sociedad japonesa que siempre lo ha usado para ofrecer ese grupo o personaje solitario que intenta acabar con esa injusticia cueste lo que cueste y que tanto gusta y llega a los lectores.

Otro de los grandes aciertos es que a las primera de cambio los autores son capaces de hacer desaparecer a alguno de los personajes principales avisándonos que estamos ante una historia en la que cualquier cosa puede pasar, que no tiene por qué haber happy ending y que los protagonistas van a enfrentarse a grandes y poderosos enemigos que son capaces de cualquier cosa. Volvemos a repetir: estamos ante una serie con tintes oscuros, dramáticos y un tanto adultos.

La creación de los personajes es otro punto a favor de esta serie ofreciéndonos unos protagonistas muy bien creados, con su propia personalidad muy marcada y definida y con unos pasados que se nos van mostrando poco a poco, siendo verdaderamente interesantes. Los enemigos no se quedan atrás teniendo una combinación perfecta en este aspecto y es que toda buena historia de este tipo debe tener un gran rival, un villano de altura porque si no, el héroe no destaca tanto y la historia, por lo tanto, queda un pelín descafeinada.

Aunque no sea un personaje en sí, la propia mitología que le dan en la serie hace que se puedan considerar como tal y es que las armas imperiales tanto por su diseño como por su valor e importancia dentro de la trama merecen ser mencionadas dentro de este apartado.

Pasando al aspecto técnico, el dibujo de Tashiro es muy espectacular y aunque pueda de primeras dar la impresión de no tener demasiada personalidad, cubre esa posible carencia con una movilidad y expresividad de gran calidad y destreza. Quizás en algunas de las primeras viñetas de acción el dibujo pueda ser confuso pero es algo que va mejorando a lo largo de las páginas y es que no hay que olvidar que Akame ga Kill! supone el primer gran trabajo de este prometedor dibujante.

En definitiva, con esta serie tenemos un shônen de acción, violencia y armas espectaculares con un pequeño toque de humor y erotismo, que además de contentar a los fanáticos de este género también gustará a los que disfrutan más con las series de corte seinen, ya que no se queda sólo en estas características sino que ofrece algo más dentro de su cruel trama.

Edición Española: Ya hemos destacado con otras series y ediciones el buen hacer en este aspecto de Norma Editorial y por supuesto, con este título no iban a hacer una excepción. La edición de Akame ga Kill! vuelve a ser de mucha calidad, con tomos de más de 230 páginas que además incluyen alguna que otra página a color, en rústica con sobrecubierta (ojo a los extras que hay debajo de estas sobrecubiertas) y de un tamaño de 13 x 18 centímetros aproximadamente.

Muy buena idea, que fue acogida por el público con los brazos abiertos, el hecho de ofrecer los dos primeros tomos en un pack exclusivo que además incluía cofre para guardar los primeros volúmenes de la serie a tan sólo 15€. El precio de cada tomo individual es de 8€.

Para dar por finalizado el artículo, os dejamos con la portada de los tres primeros tomos que a día de hoy son los que han visto la luz en nuestro país:

Por Miguel A. Aguilar

También puedes esucharle en Freakytown

Publicaciones relacionadas

Cerrar