No Solo Gaming: Arashiyama, la montaña de los deseos, de Fidel de Tovar y Dani Bermúdez

No Solo Gaming: Arashiyama, la montaña de los deseos, de Fidel de Tovar y Dani Bermúdez

Desde que en España se empezó a reconocer con el nombre de manga a todos esos dibujos de origen japonés que nos llegaban y fascinaban desde hacía años, han salido muchos dibujantes que se han visto influenciados por el estilo tan llamativo y personal de los artistas japoneses. Muchos dibujantes españoles puliendo su propio estilo pero con claras influencias niponas, han conseguido un hueco en el difícil mundo del cómic abriendo incluso una puerta hacia el mercado internacional, principalmente hacia el mercado franco-belga.

Nombres de la categoría de Kenny Ruiz, Belén Ortega, Irene Roga o Nacho Férnandez, por nombrar sólo unos pocos, han realizado obras de una calidad sublime que no tienen que envidiar a ningún otro producto de cualquier otra nacionalidad demostrando así que en España hay una cantera de muchos quilates para esto de crear historietas con una ligera tendencia a la estética manga.

Desde hace unos cuantos años, doce para ser exactos, la editorial española Norma Editorial convoca anualmente su Concurso Manga cuyo ganador se da a conocer durante la presentación de novedades de la propia editorial en el Salón del Manga de Barcelona, siendo su gran aliciente el hecho de publicar en un tomo de unas 160 páginas la obra ganadora.

Los ganadores del pasado año fueron Fidel de Tovar y Dani Bermúdez con su obra Arashiyama, autores que han podido ver cumplido su sueño con la edición de su obra en formato tomo como una de las grandes novedades de Norma Editorial para el XXIII Salón del Manga de Barcelona, obra que esta semana centra nuestra atención en nuestro particular No Solo Gaming.

Una antigua leyenda cuenta que si consigues llegar a la cima de Arashiyama al anochecer del cuarto día de luna llena del año, los dioses te concederán un deseo. Por eso los pequeños Shin y Sumie se escapan de casa de su abuela para ir a “la montaña de los deseos” y pedir a los dioses que hagan volver a sus padres de su “largo viaje por el cielo”. Lo que no se imaginan es que en Arashiyama les esperan algo más que dioses.

Aventura por el japón más espiritual. He de reconocer que llegué a este tomo por una recomendación personal, recomendación que tras leer este título agradezco enormemente. Quizás su portada no me atrajera lo suficiente o me hiciera esperar una historia que no encajara dentro de mis gustos personales pero fue leer sus primeras páginas y saber que estaba ante una serie muy bien hecha, bien dibujada y que me iba a hacer disfrutar. Por mi propia experiencia personal, soy yo el que ahora recomienda que al menos se le dé esa oportunidad que realmente merece esta obra.

Fidel y Dani, los jóvenes autores de este tomo, nos adentran en una fantástica aventura donde muestran a las claras que Hayao Miyazaki y sus trabajos como El Viaje de Chihiro, Mi Vecino Totoro o incluso Conan, el niño del futuro, han tenido una influencia directa tanto en su historia y forma de plasmarla como en el diseño de los personajes, sabiendo aprovechar de forma muy inteligente todo lo bueno que es capaz de enseñarnos el maestro Miyazaki para absorberlo y mezclarlo con su propio estilo e ideas y darnos un tomo único tan entretenido como es este Arashiyama, la montaña de los deseos.

La historia está ambientada en la bonita y encantadora Arashiyama, lugar que podemos encontrar en la maravillosa Kyoto, y que es especialmente famosa por su imponente bosque de bambú. Quien haya tenido la enorme suerte de visitar este lugar verá reflejada en las páginas de esta obra esa belleza y ese ambiente espiritual tan característicos de la zona que tan bien han sabido plasmar este dúo de autores.

Una localización muy acertada para la mágica historia que nos cuentan, donde podemos encontrarnos una muy bien llevada aventura de unos hermanos huérfanos y su deseo de volver a ver a sus padres siguiendo una leyenda, mezclado con ese mundo tan rico e interesantísimo como es el de los yokais japoneses. Esos seres mitológicos que tanto interés despiertan en los amantes de lo sobrenatural y que tanto arraigo tienen dentro de la cultura japonesa.

La aventura escrita por Fidel De Tovar protagonizada por Shin y Sumie, está realmente muy bien llevada teniendo en este tomo auto conclusivo una historia redonda, bien acabada que cuenta con unos personajes muy bien construidos, tanto sus protagonistas como los secundarios que ayudan a ir formando esta interesante trama, dejándonos con la sensación final de haber leído un producto en conjunto muy trabajado, bien documentado y perfectamente ejecutado.

Por su parte, el nivel artístico que ofrece el dibujante Dani Bermúdez es realmente bueno, siendo capaz de mostrarnos un trazo limpio con un ritmo y tiempo narrativo bastante adecuado con una ambientación fantástica, sin renegar de esos tan temidos fondos de los que muchos dibujantes profesionales directamente adolecen.

Arashiyama, la montaña de los dioses es una fantástica carta de presentación por parte de sus autores demostrando una vez más el tremendo favor que hacen iniciativas como el mencionado Concurso Manga de Norma Editorial al innegable talento español.

Edición española. Como no podía ser de otra manera, esta obra está editada bajo el sello de Norma Editorial. Dándole un tratamiento exactamente igual que a cualquiera de sus series japonesas, salvo por el hecho de estar editado en sentido de lectura occidental, tenemos esta recomendable obra en un tomo de tamaño 11,5 x 17,5 cm., editado en rústica con sobrecubierta, con un total de 192 páginas (un par de ellas a color) a un precio de 8€. Una más que correcta edición para una serie que a buen seguro no defraudará a ningún lector.

Finalizamos mostrando la portada de dicho tomo:

Por Miguel A. Aguilar
También puedes escucharle en Freakytown

Cerrar