No Solo Gaming: Bárbara de Osamu Tezuka

No Solo Gaming: Bárbara de Osamu Tezuka

Nombrar a Osamu Tezuka dentro del cómic es como hacer referencia a Cervantes o Shakespeare dentro de la literatura universal. Tezuka es toda una divinidad en el mundillo del manga ya que además de su enorme legado con una infinidad de obras en su haber, fue un autor que contribuyó enormemente a establecer las bases y formas de lo que ha acabado siendo el manga actual. Aunque lógicamente si comparamos cualquier obra de este magnífico autor con alguna de las series punteras editadas hoy en día, las diferencias son más que claras. El estilo de dibujo y el ritmo narrativo son bien distintos, aunque está más que claro que el actual no existiría de esa forma si el bueno de Tezuka no se hubiera empeñado de esa forma en que Japón tuviera su propia personalidad y su propia manera de hacer las cosas en el mundo del cómic y la animación.

La obra de Tezuka es tan extensa como interesante y, sin duda, digna de estudio y disfrute. Una cantidad enorme de títulos que tratan muchísimos géneros, diferentes tramas pudiendo ser más oscuras o más familiares dependiendo de la etapa personal por la que estuviera pasando el propio autor en ese momento. Osamu Tezuka para nada fue un autor convencional ni estancado en un género, todo lo contrario. Tuvo importantes inmersiones en prácticamente todos los géneros conocidos dejando obras tan dispares e igualmente grandiosas como Adolf, Astro Boy, La Princesa Caballero o Bárbara, título al que le dedicamos el artículo semanal de nuestra sección No Solo Gaming.

La obra de Tezuka gracias a ECC Ediciones. Prácticamente desde que el manga aterrizó con asiduidad en nuestro país, las editoriales patrias han ido apostando (con mayor o menor fortuna) por las obras de este famosísimo mangaka, por lo que podríamos decir que si no todas, la gran mayoría de las editoriales al menos se han aventurado por traernos un título de Tezuka, que aunque no siempre venda lo bien que merece, da categoría a tu catálogo. Y aunque esto sea una verdad categórica, los fans y seguidores de la obra de este fantástico autor agradecemos enormemente la grandísima labor que la editorial ECC Ediciones lleva haciendo desde sus primeros pasos como editorial de manga rescatando y editando una parte enorme de sus obras en una época en la que la obra de Tezuka pasaba por una fase de abandono editorial en España. El tratamiento de la obra y respeto al autor se nota en cada edición de esta editorial, dedicándole casi exclusivamente una línea autoral a este autor clásico con títulos que cualquier lector de manga que se precie debe leer sí o sí.

Actualmente Tezuka vuelve a ser editado por distintas editoriales demostrando nuevamente que el listado de obras que tienen el sello de este artista es casi infinito.

Bárbara o la preocupación del artista. La historia de Bárbara quizás no se pueda catalogar como una de las mejores ni más desarrolladas por el autor pero sí es una de las más curiosas e interesantes de leer. En este título, Tezuka se centra en un autor de novelas tremendamente famoso llamado Yôsuke Mikura que lucha desesperadamente por ciertas obsesiones que parecen encaminarle a la locura total. Este novelista, un buen día se encuentra con Bárbara, una joven vagabunda más preocupada por conseguir dinero para poder emborracharse que en otra cosa, a la cual Mikura invita a que se instale en su casa aunque realmente no sabe muy bien por qué. Poco a poco, van entablando una rara y misteriosa relación de amor-odio a la vez que Mikura sospecha de que Bárbara podría ser mucho más de lo que aparenta.

Aunque el autor claramente no se refleja en el protagonista de esta historia debido a que el carácter de éste deja a veces muchísimo que desear, sí parece ser que proyecta muchas de sus inquietudes y miedos como autor de éxito y con gran prestigio y reconocimiento. Especialmente el miedo al fracaso de su nuevo trabajo, de quedarse en blanco y no tener inspiración.

El estilo del autor es tremendamente reconocible como suele ser habitual en sus obras, pero quizás aquí experimente un poco más en la composición de páginas y en el trazo de ciertas viñetas rozando a veces lo psicodélico. El ritmo narrativo sí es fiel al estilo y sello de Tezuka volviendo a tener una obra que tras unas primeras páginas que pueden llegar a desconcertar a algunos lectores, nos mete de lleno en una historia que absorbe de tal manera que el volumen de más de 400 páginas hace que se nos quede hasta corto.

Sí puede chocar a los lectores que se acerquen por vez primera a la obra de este autor ciertas reacciones de algunos personajes (especialmente en el trato vejatorio que en ciertas ocasiones Mikura tiene hacia Bárbara) aunque para entender mejor la obra y el contexto hay que tener en cuenta que esta obra se publicó dentro de una sociedad tan machista como la japonesa allá por el año 1974. Como siempre, Tezuka de forma muy sutil a veces y tremendamente abrupta otras tantas, toca nuevamente varios temas tabús dentro de la sociedad nipona para criticarlos y sacar a la luz las miserias que muchos intentan tapar.

En definitiva, con Bárbara podemos leer una obra realmente curiosa que nos ofrece una nueva pieza del enorme puzle que creó este autor, donde podemos conocer un poco más las manías, fobias y miedos que llegaron a atenazarle en algún momento de su dilatada carrera.

Edición española. Tal como hemos indicado un poco más arriba, es ECC Ediciones la que nos ofrece esta obra en un tomo único de unas 430 páginas que originalmente en Japón fue publicado en dos volúmenes. La edición continúa el mismo estilo que esta editorial está dedicando a este autor, ofreciendo una especie de “línea Tezuka” que realmente está a la altura de un autor como el que estamos tratando. El precio de este señor tomo publicado en rústica sin sobrecubierta, es de 20€.

Finalizamos mostrando la portada española de esta obra:

Por Miguel A. Aguilar
También puedes escucharle en Freakytown

Publicaciones relacionadas

Cerrar