No Solo Gaming: Blame! Master Edition de Tsutomu Nihei

Tsutomu Nihei es un mangaka con un estilo visual tremendamente personal y significativo que suele ofrecer obras de corte cyberpunk y bastante oscuras que no dejan indiferentes a ningún lector, ya sea para bien o para mal. Los lectores españoles hemos tenido la suerte de poder acceder a gran parte de su trabajo ya que se ha editado prácticamente la totalidad de su obra con títulos tan reconocidos mundialmente como Blame!, sin duda su obra más famosa y laureada, y su precuela Noise, Biomega, Knights of Sidonia e incluso su incursión en el mundo de los superhérores americanos con su particular visión de Lobezno. Por fortuna, tenemos muchos ejemplos de su arte que nos permiten valorar de forma bastante certera su particular estilo. 

Lo primero que siempre ha llamado la atención para cualquier lector que se interesa por una serie de este autor por vez primera son los impresionantes edificios que aparecen en sus viñetas. Mastodónticas construcciones perfectamente delineadas que llenan páginas y más páginas de sus trabajos y es que hay que recordar que Nihei estudió la carrera de arquitectura, hecho que demuestra en sus obras una y otra vez.

El segundo aspecto bastante llamativo de este singular mangaka es la ausencia durante muchas páginas de bocadillos o textos explicativos. El autor confía tremendamente en su destreza narrativa obviando cualquier línea de lectura demostrando una gran personalidad pero a su vez un estilo que no llega a conectar con todo el mundo.

Estas dos características están más que presentes en Blame!, la cual se puede considerar su obra maestra, serie que centra nuestra atención para el No Solo Gaming semanal ya que está bastante en auge dentro del mundillo debido al estreno de su largometraje animado en Netflix y sobre todo, por la reedición que nos ofrece Panini Comics en su llamativa Master Edition.

En la búsqueda de un ser humano para salvar la humanidad. En un futuro dominado por la tecnología, los humanos representan una raza en peligro de extinción. La devastación asola los inmensos parajes cubiertos de metal. Nunca se sabe con certeza qué hay en niveles superiores y sólo se oyen rumores al respecto. Un humano trabaja para la Oficina Gubernamental localizando humanos con genes puros, en un contexto en que las mutaciones han ido deteriorando provocando que las máquinas no reconozcan a las personas, tomándolas por intrusos.

Tsutomu Nihei en Blame! nos ofrece una interesantísima obra con un punto de partida bastante atrayente y con un estilo cyberpunk muy marcado donde se nos cuenta las vivencias de Killy, nuestro protagonista que tiene que ir abriéndose paso entre los interminables y laberínticos niveles de las mega construcciones en las que malviven los personajes de la serie, edificios con los que el autor se regodea en sus diseños mostrándonos su excelente estilo arquitectónico. Una base realmente buena que para muchos se pueda llegar a estropear debido a la escasez de diálogos y de textos donde el lector pueda ir siguiendo de forma más concisa las aventuras de Killy. Sea como fuere, no hay que restarle mérito ni valentía al autor que no se deja influenciar por el resto de colegas ofreciendo una obra con un marcado estilo propio que se le ha reconocido y alabado mundialmente. 

La verdad es que hay que advertir pero no asustar a los nuevos lectores que se quieran acercar a esta obra, ya que a medida que avanza la historia se van aclarando muchos conceptos que al principio pueden apabullar e incluso enredar al lector, ya que no quedan claros, pero que poco a poco se van colocando de forma y manera que el disfrute de la lectura (u hojeada) vaya en aumento encontrándonos finalmente con un manga bastante distinto a lo que solemos acceder habitualmente y con una historia que a buen seguro enganchará a muchos en cuanto se adapten al estilo, tanto visual como narrativo, de este singular dibujante.

Edición española. Con el añadido de Master Edition, Panini Cómics nos presenta esta reedición de Blame! en nuestro país en tan sólo 6 tomos de gran tamaño (24 x 17 centímetros) con más de 400 páginas cada uno, algunas de ellas a color, a un fantástico precio de 20€. Lo más llamativo de dicho edición puede que sea su enorme tamaño (aunque un pelín más pequeño que la edición original) y la carencia de sobrecubiertas. Sin duda, una magnífica edición que a todas luces se aleja de las habituales dentro del manga, curiosamente igual que el estilo de dibujo de su propio autor.

Finalizamos mostrando las portadas de los dos tomos que se han publicado actualmente en nuestro país:

Por Miguel A. Aguilar
También puedes escucharle en Freakytown

Cerrar