No Solo Gaming: Corto Maltés, Bajo el Sol de Medianoche

No Solo Gaming: Corto Maltés, Bajo el Sol de Medianoche

El mundo del cómic a lo largo de sus incontables años de vida ha dado verdaderos personajes, historietas y situaciones que con el paso de los años se han transformado en verdaderos iconos que han perdurado en la mente de sus lectores y ha ido pasando de generación en generación traspasando fronteras y acomodándose como verdaderos referentes dentro de sus propios países siendo parte de su legado cultural. Por poner unos ejemplos que rápidamente asociarán los asiduos lectores de nuestra sección podríamos nombrar a los superheróicos Superman, Spiderman o Batman en representación de Estados Unidos, como parte de la cultura asiática sin duda Doraemon, Mazinger Z o el bueno de Son Goku son grandísimos exponentes, la argentina Mafalda y su humor hiriente también se podría asociar rápidamente con el país del mate, y por supuesto Europa no se puede quedar sin representación en este apartado ya que tenemos a los simpáticos galos encabezados por Astérix y Obélix, al inagotable reportero aventurero Tintín, a nuestros compatriotas Mortadelo y Filemón y al marinero italiano Corto Maltés por nombrar sólo unos cuantos ejemplos.

Centrándonos en Corto Maltés, recordamos que fue una creación del italiano Hugo Pratt, autor que dio vida a este aventurero desde 1967 hasta 1989 convirtiéndolo en un personaje muy famoso y querido del cual se han hecho numerosas exposiciones por varias ciudades como Nueva York o París y distintas adaptaciones tanto en animación como en imagen real. En 1995 tras la muerte de su creador, Corto Maltés quedó huérfano a la espera de caer en las manos oportunas para seguir sus aventuras y vivencias hasta que los españoles Juan Díaz Canales y Rubén Pellejero decidieron hacerse cargo de la propuesta que les llegó desde Cong S.A., sociedad titular de los derechos de Hugo Pratt, para retomar la historia de este icónico personaje. Ese proyecto se transformó en realidad con el título de Corto Maltés Bajo el sol de medianoche, título que editó en España Norma Editorial el pasado Septiembre y que comentamos en el No Solo Gaming de esta semana.

De qué va: La acción se sitúa en el año 1915, Corto Maltés se encuentra atravesando las vastas extensiones heladas del Gran Norte, entre EEUU y Canadá con la finalidad de entregar un mensaje que le ha dado su buen amigo Jack London para un antiguo amor. A cambio de que cumpla con este caprichoso favor, le promete un misterioso tesoro que le llevará a una nueva y enigmática aventura.

Opinión Personal: Hace unos tres años vi como unos personajes que me habían acompañado durante toda mi vida seguían con sus aventuras pero a través de la mente y manos de otros dos autores. Los irreductibles galos son esos personajes y Astérix y Los Pictos es la obra a la que me refiero. En un principio tuve mis dudas sobre lo que iba a leer pero desde prácticamente la primera viñeta se puede apreciar el talento de Ferri y Conrad y sobre todo, el cariño, respeto y fidelidad que imprimen para regocijo de sus fans. Uderzo y el desaparecido Goscinny han dejado su legado en buenas manos, sin ningún tipo de duda. Algo parecido, muy parecido, a esta sensación debieron sentir los millones de seguidores de un personaje como Corto Maltés cuando leyeron el título que estamos comentando en este artículo. El regreso de este marinero italiano es todo un acierto mostrándonos las grandes virtudes que plasmó durante tantos años el genial Hugo Pratt en su obra de referencia pero sin caer en el plagio ni en la burda copia. Bajo el sol de medianoche es ante todo un magnífico cómic que respeta y continúa el legado de este carismático personaje recogiendo el testigo justo donde finalizaron las andanzas creadas por Hugo Pratt teniendo aún más si cabe esa sensación de continuidad que rezuma en cada página.

Esta historia creada por el magnífico guionista Díaz Canales (imprescindible su Blacksad) nos adentra en una aventura que va atrapando en cada viñeta con sus peculiares diálogos, su humor cínico y su espectacular ritmo con una ambientación histórica real y, por supuesto, añadiendo personajes reales que tuvieron gran peso en aquellos años dándole valor didáctico además de calidad al producto final. Una nueva aventura que es tremendamente disfrutable por aquellos que aún no se habían acercado al universo de este marinero y aún más por los fieles seguidor de Corto Maltés. Sinceramente, creo que es muy acertado el hecho de que cualquier lector pueda disfrutar este cómic a pesar de no saber nada acerca de este personaje ya que gracias al talento de Díaz Canales y Pellejero podemos ir aprendiendo a lo largo de las páginas lo necesario sobre sus personajes y la situación que se nos plantea para poder disfrutar al máximo su lectura.

El dibujo de Rubén Pellejero es una auténtica delicia con un estilo muy reconocible dentro de su trabajo pero que perfectamente podría haber firmado Pratt. Un gran reto el que tenía por delante el dibujante español que salva con creces dándonos un trabajo refinado, con clase que encaja como un guante en el estilo narrativo que le va exigiendo la propia historia. A destacar el uso del color y los fondos que nos muestra durante todo el cómic que sirven para ambientar perfectamente este más que recomendable título.

Edición española: Norma Editorial a sabiendas de lo que suponía el retorno de Corto Maltés quiso hacerlo como sabe que merecía el personaje y se volcó en la promoción de este volumen ofreciendo además dos versiones del mismo cómic: una a color y otra en blanco y negro. Ambas ediciones cuentan con una magnífica reproducción y con gran calidad de papel además de portada en cartoné pero mientras la edición a color tiene un tamaño de 22 x 29 la edición en b/n es mayor, teniendo un tamaño de 24 x 32. El precio también varía siendo el de la versión a color de 19,50€ y 24€ el de la edición especial en blanco y negro.

Finalizamos el artículo con la portada de dicho volumen y con un vídeo que nos ofrece una más que interesa entrevista con ambos autores:

Por Miguel A. Aguilar
También puedes escucharle en Freakytown

Cerrar