No Solo Gaming: El diario gatuno de Junji Ito: Yon y Mû

Por fortuna para los amantes del cómic de terror japonés, en nuestro país se está cubriendo un pequeño gran hueco que durante muchísimos años (demasiados) se ha visto prácticamente huérfano y con muy pocos títulos para poder leer de forma legal y en nuestra lengua materna. Hoy en día las opciones de poder devorar un buen manga de terror se han visto elevadas exponencialmente teniendo ediciones de alabados títulos de grandes autores como Hideshi Hino, Suehiro Maruo, Masasumi Kakizaki o Junji Ito. Centrándonos en este último, quien esté un poco metido en el mundillo del manga ha podido observar cómo las obras de este reconocido autor nos han ido llegando prácticamente en avalancha en los últimos meses teniendo la posibilidad de leer sus mejores títulos (a la espera de una reedición más que merecida de Uzumaki) como Tomie, Gyô (editados por Ecc Ediciones) o Voces en la Oscuridad, editado por Tomodomo Ediciones. Tomodomo, sabiendo de la repercusión y calidad que arrastra un nombre como Junji Ito apuesta fuertemente por este solicitado autor no sólo atreviéndose a editar sus series más esperadas por el público sino que también nos ofrece una pequeña pincelada de una faceta bastante desconocida del propio Ito como es el cómic humorístico con el título que hoy comentamos en nuestro No Solo Gaming semanal: El diario gatuno de Junji Ito: Yon y Mû.

De qué va: Con grandes dosis de humor pero sin terminar de perder ese toque de horror que caracterizan a las obras de Junji Ito, nos cuenta la llegada de sus dos mascotas gatunas a su nuevo hogar al que se va a vivir con su prometida y las pequeñas historias que les ocurren con sus nuevos compañeros de vivienda.

Opinión Personal: Junji Ito es un autor al que siempre he seguido desde que leí hace ya más de 12 años una de sus obras maestras: Uzumaki y del cual no pierdo la ocasión de ir leyendo cualquier título suyo que caiga en mis manos. Este mangaka con un dibujo realmente bueno y bonito, nos adentra en unas historias de terror muy viscerales, retorcidas y sucias que suelen tener como denominador común la obsesión de los humanos. Incluso hemos dedicado algún artículo en esta misma sección a hablar de algunas de sus obras anteriores, artículo que podéis recuperar aquí.

Teniendo en cuenta que estamos ante uno de los mejores y más reconocidos autores japoneses de terror, era muy grande la curiosidad que tenía por leer este acercamiento al humor que nos traía Ediciones Tomodomo. Al leer este tomo único, uno tiene la sensación de que el autor es ante todo un magnífico narrador que es capaz de moverse como pez en el agua en cualquier género debido a su claridad a la hora de narrar y a sus dibujos limpios, sencillos pero llenos de matices.

Con su diario gatuno, podemos llegar a reírnos muchísimo con esa versión un tanto lamentable de sí mismo que le lleva a tener vivencias un poco estúpidas pero sobre todo muy simpáticas, divertidas y para cualquiera que haya vivido mínimamente con gatos, sabe que muy muy reales. Un título que no dejará indiferente a nadie y que servirá para soltar alguna que otra carcajada, sonreír en cada página e incluso aprender un poquito más sobre este autor y la profesión de mangaka.

En definitiva, hay que tener en cuenta que Junji Ito es un autor más que consolidado en el cómic de terror pero que en sus inicios coqueteó mucho con el manga humorístico e incluso en sus propias series de terror la comedia está muy presente, sobre todo llevando situaciones al límite de lo absurdo que anda a caballo entre el humor más estrambótico y el horror más visceral, por lo tanto no sorprende la facilidad que tiene el autor para coquetear con el humor y jugar con situaciones totalmente absurdas pero reales para ofrecernos un más que divertido manga muy recomendable para casi cualquier lector pero que especialmente hará las delicias de los seguidores del trabajo de Junji Ito y sobre todo, de los amantes de los gatos y su propio mundo.

Edición Española: El tomo que nos ofrece Tomodomo es a todas luces una magnífica edición que incluso cuenta con varias páginas a color donde podemos apreciar en distintas fotos a los gatos reales protagonistas de este título. La calidad del papel es extraordinaria contando con una más que buena traducción y que añade una especie de entrevista dividida en distintas partes donde el propio autor nos va desvelando pequeñas dosis de su propia personalidad. También incluye un epílogo que sirve para poner un buen punto final a la lectura de este tomo. Siguiendo con la calidad de la edición, hay que destacar el simpático extra que se esconde debajo de la sobrecubierta. Un tomo de 120 páginas, con sobrecubierta, de tamaño 14×21 cms. a un precio de 8€ que bien merece la pena leer.

Finalizamos mostrando la portada de dicho título:

Por Miguel A. Aguilar
También puedes escucharle en Freakytown

Publicaciones relacionadas

Cerrar