No Solo Gaming: ‘I Am A Hero’: los japoneses saben de zombis

Dentro del mundo editorial del cómic japonés cualquiera que eche un vistazo a las tramas que tratan se podrá dar cuenta de que son muy diversas y que tocan cualquier tema del que se vean con capacidad para crear una historia medianamente interesante.

Resulta cuanto menos curioso encontrarse con Mangas enfocados en casi cualquier deporte por muy minoritario que sea, en funcionarios o incluso en amas de casa. Mangas para todos los gustos y para cualquier target de lectores. En esta situación no resulta nada raro encontrarse con un Manga centrado en un tema tan manido últimamente como es el de los zombis.



Que los zombis están de moda no es algo que se le escape a nadie, nos han inundado con series, películas, libros, cómics y hasta juegos de mesa donde los protagonistas de esas historias tenían que escapar de estos seres putrefactos para evitar ser infectados y convertirse en uno de ellos. Hemos visto varias historias donde esta premisa giraba y nos mostraban un punto de vista distinto pero, sea como sea, los zombis gustan y han venido para quedarse. El mundo del Manga no ha querido quedarse atrás y con I Am A Hero nos muestra una historia que aunque se podría catalogar dentro de las típicas del género, la forma de narrarla, sus personajes y cómo afrontan esta situación la hace desmarcarse de tal afirmación ofreciéndonos un producto que refresca y resultando francamente interesante para cualquier lector que se acerque a ella.



De qué va: El protagonista de esta historia es Hideo Suzuki, un inseguro aspirante a mangaka que a sus 35 años se ha quedado en simple ayudante, ya que su nivel no le ha dado para destacar, y que lleva una vida anodina que comparte con su novia Tekko. Hideo sufre alucinaciones que le aterrorizan por la noche en soledad e incluso le hacen tener un imaginario amigo con el que comparte conversaciones filosóficas. Poco a poco Hideo va descubriendo que algo raro está pasando a su alrededor hasta que se topa de forma brusca con la cruel realidad…



Opinión Personal: Estamos ante uno de esos Mangas en particular y cómics en general que te atrapan desde el principio y de forma sigilosa, casi sin apenas darte cuenta. El buen trabajo de Kengo Hanazawa hace que mientras te cuenta el día a día de Hideo le sigamos sin rechistar y sin preguntarnos por qué no aparecen zombis, cuando llevamos más de medio tomo leído, si nos lo han vendido como tal y es que el bueno de Hanazawa quiere que descubramos el pastel tal como lo hace su protagonista: poco a poco y casi por sorpresa aunque nos vaya dejando pistas a lo largo de las primeras páginas.

El género de zombis (porque a estas alturas creo que ya se puede considerar como tal) está más que saturado y hay que ofrecer algo mínimamente innovador o interesante para que destaque y sin duda, en I Am A Hero tenemos ese puntito que pedimos para que una serie de esta temática nos enganche y tenga tanta repercusión como está teniendo la que nos ocupa en el artículo de hoy.

El protagonista (físicamente casi clavado a su autor) a pesar de sus problemas mentales y de ser más un perdedor que otra cosa, tiene carisma más que suficiente para que nos pongamos de su lado y suframos junto a él todos los cambios repentinos que debe sufrir ante la nueva situación que afronta. También ayuda muchísimo que a pesar de estar en una situación más que inverosímil (¿o ya no lo vemos como tal?) todo lo que le rodea sea muy real e incluso podamos compararlo con nuestro día a día y nos lleguemos a plantear qué haríamos nosotros en una situación así.



El estilo gráfico es genial y el maestro Hanazawa nos muestra un ritmo narrativo espectacular con unas páginas que parecen más un storyboard de una película que otra cosa. La composición de algunas páginas hacen que podamos casi apreciar animación y movimiento al pasar de una viñeta a otra, lo que hace que el disfrute de la lectura aumente de forma considerable.

Una característica a destacar de los zombis que nos muestra esta serie es el recuerdo residual que les queda de su vida humana y que les lleva a un extremo obsesivo dándose situaciones muy dramáticas y a veces hasta simpáticas. Sinceramente, el autor hace un uso realmente bueno de este punto que ha añadido a su obra.

En definitiva estamos ante uno de los Mangas editados actualmente que son de obligada lectura y del que debido a su éxito y calidad ha visto anunciada su adaptación a live-action que estamos deseando disfrutar.



El autor: Kengo Hanazawa (5 de enero de 1974) es un joven autor que tiene pocas obras en su haber debido a su de momento corta carrera. Debutó con la galardonada obra Ressentiment y ha sido nominado en tres ocasiones a los premios Manga Taisho por I Am A Hero. Además de las dos obras mencionadas, conforma su curriculum la serie Boys On The Run que llegó a ser adaptada a una película de imagen real en 2010. Hanazawa comenzó siendo el ayudante del mangaka Osamu Outo.

Gran aficionado a la fotografía (siempre va con una cámara a cuestas) nos deleitó con su presencia en el pasado Salón del Manga de Barcelona donde realizó una divertida e interesante charla con los fans, firmó autógrafos y nos ofreció una brillante master class donde nos explicó de manera pormenorizada su forma de afrontar un trabajo. Se ganó al público asistente con su simpatía, cercanía y especialmente, cuando anunció que se estaba planteando seriamente centrar una de sus tramas futuras en el propio Salón del Manga y que quizás algunos de los asistentes nos viéramos reflejados en alguno de los zombis que poblasen esas páginas.



Edición Española: Este Manga, que en Japón empezó a editarse en Agosto de 2009, llegó a nuestras librerías en Junio de 2013 y rápidamente se convirtió en un super ventas. La edición de Norma Editorial es la habitual en sus ediciones para este tipo de formato (rústica con sobrecubierta y de tamaño 115×175), es decir, una edición más que buena con una traducción magnífica que hace que la lectura de esta serie sea aún más buena si cabe. 

Norma Editorial para agradecer a sus seguidores el apoyo con esta serie contó con la presencia de su autor en el pasado Salón del Manga de Barcelona y lanzó una promoción especial donde se podían adquirir los dos primeros tomos en un pack a un precio más económico para aquellos que aún no habían sido infectados por esta plaga zombi. Como suelen hacer con las series editadas en este formato, cada ciertos números Norma Editorial regala un cofre para que los tomos queden mejor guardados y más bonitos en nuestras estanterías.

El último tomo publicado es el número 13 (ha sido novedad de este mes) estando anunciado el siguiente para el mes de agosto ya que el ritmo de publicación es bimestral debido a la cercanía con la edición japonesa (el tomo nº17 ha sido el último que ha visto la luz en el país del sol naciente).

Para finalizar os dejamos con la portada del primer y último tomo editados hasta la fecha en nuestro país por Norma Editorial.


 

Por Miguel A. Aguilar

  También puedes escucharle semanalmente en el programa radiofónico Freakytown

Publicaciones relacionadas

Cerrar