No Solo Gaming: Kitaro de Shigeru Mizuki

No Solo Gaming: Kitaro de Shigeru Mizuki

Aunque quizás no sea tan extremadamente famoso fuera de Japón como Osamu Tezuka o Shôtaro Ishinomori, los denominados Dios y Rey del Manga respectivamente, Shigeru Mizuki ha sido uno de esos autores que han dejado impronta, una huella imborrable con un extenso y variado trabajo que ha tenido una repercusión e importancia capital dentro del mundillo del manga y del anime. 

Con una vida tremendamente interesante y llena de episodios de esos que marcan para siempre, Mizuki volcó gran parte de su experiencia vital en la mayoría de sus obras dejando un legado único e inigualable que por fortuna en España hemos tenido (y seguimos teniendo) la enorme suerte de poder disfrutarlo. Dos han sido las editoriales que han apostado en nuestro país por este singular mangaka, teniendo por un lado la extinta Glénat/EDT y por otro, a Astiberri, donde se han publicado títulos tan recomendables e imprescindibles como NonNonBa, Operación Muerte, la propia Autobiografía del autor o Kitaro, su obra más famosa y que protagoniza el No Solo Gaming de esta semana.

Aunque estas dos son las editoriales que han apostado por los mangas creados por este autor, también es necesario destacar el excelente trabajo realizado por Satori Ediciones con la publicación de la Enciclopedia Yôkai de Shigeru Mizuki.

Con todos y cada uno de estos trabajos podemos adentrarnos, además de en unas historias fantásticas, en la propia experiencia del autor mostrándonos su punto de vista sobre ciertos aspectos humanos y especialmente, su conocimiento extremo sobre el mundo sobrenatural japonés centrado en los yôkais. De esa, podemos llamarle, obsesión por estos seres nació su obra más comercial y reconocible como es Kitaro, manga protagonizado por uno de esos personajes que llegan a ser tan famosos que acaban convirtiéndose en parte de la propia cultura nipona como pueden ser Pikachu, Astro Boy o Doraemon.

Aunque muchos la vayan a conocer ahora por ser el anime que sustituya a Dragon Ball Super en su horario de emisión, GeGeGe No KItaro (nombre original de dicha obra) es todo un referente en su país de origen contando con museos, estatuas, exposiciones itinerantes y un sinfín de adaptaciones animadas teniendo prácticamente cada año el estreno de una nueva película que siempre cumple en taquilla. Grandes muestras de que el público japonés, especialmente el infantil, adora la serie y desde octubre de 2010 podemos leerla en español de la mano de Astiberri, editorial que ha lanzado hasta la fecha 6 tomos de los 11 que componen este título.

La descripción del nacimiento de Kitaro resulta escalofriante: último descendiente de una tribu de muertos vivientes, Kitaro nació tuerto, arrastrándose fuera del útero del cadáver de su madre, condenado a errar en un mundo que lo rechaza.

Sin embargo, lejos de la tragedia que presagian tan funestos orígenes, Kitaro es una serie rebosante de chispa. Las tribulaciones de este pilluelo que debe resolver los conflictos que enfrentan a humanos y yokais constituyen un auténtico placer que aúna, de forma sutil, la negrura y la ligereza.

Terror infantil para todos los públicos. El talento de este singular autor era capaz de convertir una serie de terror llena de espíritus y seres sobrenaturales en un simpático manga de aventuras capaz de agradar a cualquier tipo de público. Con un estilo de dibujo muy particular y en un tono aparentemente más bien infantil, ofrecía una curiosa y pintoresca mezcla que consiguió elevar este título a la categoría de clásico. Mizuki encontró ese puntito justo de misterio, aventuras e incluso humor, para crear una deliciosa serie de esas que hay que recomendar siempre. Un manga tremendamente divertido que se convierte en una más que agradable lectura y que además sirve para aprender muchísimo sobre el folclore sobrenatural japonés.

Sin duda, uno de los grandes aciertos de este título son sus pintorescos personajes. Empezando por Kitaro y siguiendo por ese ojo enorme en el que se ha convertido su padre, pasando por todos los espíritus y monstruos que pueblan cada página de este manga donde nos llegan a ofrecer una mezcla de personajes protagonistas de leyendas urbanas ya existentes con otros tantos que salieron de la fascinante mente de este autor. Cada uno, por supuesto, con una personalidad muy marcada ayudando a obtener en conjunto un elenco muy variopinto que se complementan a la perfección.

Otro punto muy a su favor es el estilo narrativo que usa Mizuki. Con un ramillete de historias autoconclusivas que ayudan a continuar la trama de fondo, el autor nos introduce en un manga de lectura sencilla donde asistiremos a los problemas de Kitaro y su pandilla haciéndonos partícipes de forma muy directa de sus divertidas y entrañables aventuras y desventuras.

Con Kitaro tenemos una serie que bien merece considerarse como un gran clásico de la historia del manga y no tachar directamente como una serie infantil porque además de ser un tremendo error, se dejaría pasar una simpática, agradable y mítica serie que a buen seguro gustará a cualquier lector, especialmente a los amantes del misterio y los yôkais.

Edición española. La editorial Astiberri es sin duda la que más apuesta (por no decir la única) por ofrecer las historias de este autor. Con una periodicidad bastante irregular, la edición que ofrecen con Kitaro es bastante correcta aunque como suele pasar normalmente con esta editorial, su acabado no se corresponde en demasía con los estándares de edición habitual del manga en España. Cosa que no es para nada mala ni mucho menos, pero que debe señalarse para entender un poco mejor el tratamiento de manga de autor que le dedica la editorial a sus mangas.

Finalizamos el artículo con la ficha técnica y las portadas de los seis tomos editados hasta el momento.

Ficha Técnica

  • Título original: GeGeGe No Kitaro (ゲゲゲの鬼太郎)
  • Autor: Shigeru Mizuki
  • 224 páginas
  • Blanco y negro
  • Rústica con solapas
  • Tamaño: 17.0 x 24.0 cm
  • Precio: 18€

Por Miguel A. Aguilar
También puedes escucharle en Freakytown

Publicaciones relacionadas

Cerrar