No Solo Gaming: Maximum Berserk, el regreso de Guts a nuestro país

No Solo Gaming: Maximum Berserk, el regreso de Guts a nuestro país

Como si de su propio personaje protagonista se tratara, Berserk del mangaka Kentaro Miura, parece como si estuviera maldita dentro de los límites de nuestras fronteras ya que con esta nueva edición que nos ofrece Panini Cómics, es la cuarta vez que esta serie es licenciada en nuestro país por una editorial distinta. A pesar de sus vaivenes editoriales hay que añadir que prácticamente todas sus incursiones en el mercado español se han saldado con un notable éxito aunque más bien por cuestiones burocráticas que por otra cosa, se ha visto obligada a ir de editorial en editorial. Primero hagamos un breve repaso por esta trayectoria de la serie y después pasemos a hablar de su nueva edición.

Corría el año 1996 y Berserk llegó a nuestro país por primera vez siendo Planeta DeAgostini la editorial que le abrió las puertas, llegándola a ofrecer a los lectores españoles en un formato típico de la época como era el cómic-book bajo el nombre de Gatsu, el guerrero negro. Apenas diez números mensuales de esta edición vieron la luz abarcando tan sólo los dos primeros tomos de su edición japonesa. Quizás ésta fuera la única vez que la serie pasó con más pena que gloria por nuestro país ya que sus ventas fueron bastante pobres y no muchos lectores son capaces de recordar este efímero paso del guerrero negro por nuestras librerías.

Tuvieron que pasar unos cinco años para que la serie de Kentaro Miura volviese al mercado español esta vez de la mano de MangaLine Ediciones, editorial sevillana que aunque ofreció series y ediciones de calidad, muchos lectores no guardan un buen recuerdo de su turbulenta trayectoria. Desde septiembre de 2001 hasta finales de 2002, MangaLine lanzó 9 volúmenes basándose en su edición japonesa. Tras ciertos problemas legales y un margen temporal de tres años, la editorial sureña volvió con fuerza y reeditó desde el primer tomo su serie estrella dándole un pequeño lavado de imagen con el estreno de un nuevo logo para el título y un formato más parecido si cabe al japonés. Esta nueva andanza de Guts (o Gatsu) por nuestras fronteras finalizó en febrero de 2007 con 30 tomos en el mercado debido a la disolución de la propia editorial.

La siguiente en tomar este rocambolesco relevo fue Glénat, editorial catalana que poco tiempo después pasó a llamarse EDT (Editores De Tebeos). La editorial capitaneada por Joan Navarro vio en Berserk una buena oportunidad de contentar a los fans que pedían el regreso y continuación de esta exitosa serie, por tanto en octubre de 2011 Guts resurgía de sus cenizas iniciando una tercera etapa dentro del mercado español editándose desde el principio y además ofreciendo los tomos que habían quedado sin editar por parte de MangaLine, todo un acierto que los lectores españoles acogieron con mucha ilusión y apoyaron con grandes ventas aunque esta nueva aventura tuvo también un final debido a los problemas judiciales de la propia editorial que la condenaron a la quiebra y a, por supuesto, dejar nuevamente la serie en la estacada con 36 tomos editados.

Toda una odisea la que ha vivido el genial manga de Kentaro Miura en nuestro país que se resiste a desaparecer de nuestras estanterías volviendo ahora nuevamente por partida doble bajo el sello de Panini Cómics. Por un lado seguirá con el formato habitual que ofreció Glénat/EDT comenzando por el número 37 y por otro, nos ofrece como gran novedad la edición especial llamada Maximum Berserk, edición a la que le dedicamos el No Solo Gaming de esta semana.

Guts y su sed de venganza. Un viaje épico y salvaje a un reino de fantasía. Guts es un guerrero vestido de negro de los pies a la cabeza que porta una gigantesca espada más larga que su propia estatura y un robusto brazo ortopédico de hierro…

Berserk tiene en su protagonista Guts el centro de toda su historia y el gran artífice de su éxito, ya que la lucha empedernida y encarnizada de este guerrero negro contra su pasado y, sobre todo, contra los demonios que lo maldijeron es el incesante motor de esta obra maestra.

Ambientado en un mundo de espada y brujería con unos demonios y monstruos que bien podrían haber salido de la mente del mismísimo Lovecraft, Miura nos narra una historia de venganza y de lucha constante del propio Guts, tanto contra sus poderosos enemigos como contra sí mismo. Aunque por momentos sea malhumorado, extremadamente violento y sin ningún (aparente) atisbo de afecto por ninguna otra persona que no sea él mismo, el singular Guts es uno de esos personajes que está tan bien creado por su autor que atrapa desde el principio aunque por momentos cueste empatizar, su constante evolución y su interesantísimo oscuro pasado hace que el lector tenga un interés especial en las andanzas de este guerrero que sin duda irá creciendo con el paso de las páginas.

Por supuesto Guts es el absoluto protagonista de esta historia pero está más que comprobado que Kentaro Miura es un excelente creador de personajes ya que va llenando las viñetas de variopintos secundarios (y no tan secundarios) que son un elemento esencial para la narración de la historia y un complemento perfecto a su protagonista, llegando incluso alguno de ellos hasta ser capaz de eclipsarle.

Además de dar vida a interesantísimos personajes, en este primer tomo de Berserk ya podemos ver la capacidad del autor de narrar con una maestría espectacular alternando de forma fantástica interesantísimas escenas donde nos va adentrando en el misterioso mundo de fantasía en el que está ambientada con maravillosas escenas de acción tremendamente violentas. Todo esto aderezado con ese filtro tenebroso y grotesco que acompaña el tono general de la serie.

Ya que hemos hablado de sus personajes y del tono oscuro tan presente en la obra, llama poderosamente la atención Puck, el simpático elfo que insiste en acompañar a Guts y que bien podría ser un complemento perfecto a cualquier manga simpaticón y/o de comedia romántica donde habitualmente introducen un personaje de pequeño tamaño, capaz de poner la nota de humor y cambiar de expresión e incluso de forma, hecho más que nada para ser el personaje kawaii de la serie y que a simple vista poco o nada pega con el ambiente general de Berserk pero sin duda, aquí tenemos otro gran ejemplo de lo excelente narrador y gran creador de personajes que es Kentaro Miura ya que Puck se convierte por méritos propios en un personaje imprescindible dentro de la obra haciendo incluso las funciones del Pepito Grillo de Guts aunque sin relativo éxito.

Aunque el dibujo no sea malo (ni muchísimo menos), a los lectores que tengan más presente el estilo del autor en sus últimos tomos puede llegar a llamar la atención el dibujo que nos encontramos en el inicio aunque como es habitual en una serie que lleva tanto tiempo editándose el trazo de Miura se irá refinando con el paso de las páginas pero sin llegar a perder, porque sería perder gran parte de la identidad de la propia serie, esa brutalidad que plasma en prácticamente cada viñeta cargada de abundante sangre que le hace a veces rozar, a veces meterse de lleno, en el gore.

En definitiva, con el regreso de Berserk volvemos a contar con una de las mejores y más seguidas series que ha pisado nuestro país, esperando que esta vez sí la podamos ver editada de forma completa, sin más sobresaltos, aunque para eso el bueno de Miura debe también poner un poco de su parte y dejar a un lado su desmedida afición a los videojuegos para poder darle esa continuidad que Guts y sus seguidores bien se merecen.

Edición española. Como hemos comentado un poco más arriba, para sorpresa de muchos es Panini Cómics la que acoge la aventura de editar Berserk en nuestro país, además por partida doble. Centrándonos en su edición Maximum, podemos encontrar una edición acorde a la propia serie ofreciendo dos tomos habituales en cada uno de esta nueva línea a un fantástico precio de 15€, siendo de agradecer que un volumen que cuenta con 456 páginas sea tan manejable y facilite tanto su lectura.

Estamos de enhorabuena ya que sin duda, tenemos una gran edición para un esperadísimo regreso que aunque cuenta con el puntito negativo de la no inclusión de las pocas páginas a color que tiene la serie, por supuesto no llega a empañar la alegría y el buen acabado que nos llega a ofrecer este aplaudido Maximum Berserk.

Por Miguel A. Aguilar
También puedes escucharle en Freakytown

Publicaciones relacionadas

Cerrar