No Solo Gaming: Oishinbo A La Carte, el Manga gourmet de lectura imprescindible

No Solo Gaming: Oishinbo A La Carte, el Manga gourmet de lectura imprescindible

Que Japón es un país que siente verdadera devoción por la gastronomía es algo que queda fuera de toda duda. Un país con una tradición ancestral en este sentido y que cuida y mima cada mínimo detalle tanto de la propia comida como de todo aquello que lo rodea. Una idea muy ceremoniosa la que tienen los japoneses de su tradición culinaria llegando incluso a exportar al resto del mundo exóticos y tremendamente famosos platos (a la par que deliciosos) como por ejemplo el sushi o su bebida más tradicional: el sake.

Ya hemos comentado en otras ocasiones que es precisamente en el Manga y el Anime donde vuelcan gran parte de su cultura, de su legado, haciendo que traspase fronteras y llegue a cada rincón del mundo. También hay que destacar el amor propio que sienten hacia su cultura y lo orgullosos que se sienten de ella tratándola sin tapujos y ningún tipo de vergüenza en infinidad de series de ficción. Por tanto, uniendo estos dos conceptos no es de extrañar que encontremos tantísimos títulos donde nos muestran gran parte de su cultura o donde traten de forma específica determinados temas específicos, como por ejemplo el título al que le dedicamos el artículo de hoy Oishinbo, en el cual se trata de forma magnífica la gastronomía japonesa que tantos adeptos ha creado en los últimos años dentro y fuera del país del sol naciente.

Oishinbo es uno de los grandes mangas clásicos (como por ejemplo Hajime No Ippo o Kochikame) que debido al tema tan concreto que tratan y a su extensa duración (comenzó a publicarse en 1983 y sigue su curso, superando los 105 tomos) tiene difícil llegar a publicarse en un país que no sea Japón. Por eso, si saben que hay cierto interés y que merece la pena ser publicado, las grandes editoriales buscan fórmulas alternativas para poder encontrar el equilibrio perfecto entre formato adecuado, periodicidad y precio para poder adaptarlo al ritmo de publicación acorde al país de destino. En esta tesitura se encontraba Norma Editorial al pensar en esta serie como uno de sus títulos que debían formar parte de su catálogo. Sabían que era el momento de publicarse pero que era casi un suicidio editorial intentar hacerlo de la forma habitual así que al buscar una solución a este problema, la encontraron en la edición de Viz Media para el mercado americano. Esta edición recopila en muchos menos tomos y de forma monotemática distintos apartados de la extensa gastronomía japonesa. Norma apuesta fuertemente por este tipo de edición y de momento nos va a dar la posibilidad de degustar los siete primeros tomos y si tiene el éxito que se merece, continuarán con su edición. Esperemos que así sea.

¿De qué va?: Mucho hemos hablado del trato hacia la gastronomía, ¿pero esta serie ofrece algo más? Por supuesto. Hay que tener en cuenta que es un Manga y que tiene que tener un hilo conductor que lo lleve y le excuse para hablar tantísimo de tipos de comidas y su elaboración.

El periódico japonés Tôzai Shinbun decide crear un equipo entre sus periodistas para crear el “menú definitivo” ya que el director de dicho periódico es un fanático de la gastronomía en todas sus vertientes y quiere crear algo distinto para conmemorar el centenario de dicho periódico. Tras unas pruebas los elegidos para afrontar dicha empresa son Shirô Yamaoka y Yûko Kurita. Ambos tienen caracteres bastante diferentes pero ambos se complementan de forma perfecta para poder realizar el tan ansiado “menú definitivo”. Para añadir más salsa a la trama (nunca mejor dicho), nos presentan a Yûzan Kaibara todo una eminencia en la gastronomía japonesa y un ser de carácter malhumorado y agrio, que resulta ser el padre de Shirô Yamaoka manteniendo ambos un odio bastante cerrado hacia el otro por diferentes motivos: Yûzan piensa que su hijo no tiene el talento suficiente para acercarse de esa forma al mundo de la cocina japonesa y por lo tanto le intentará ir haciendo la vida imposible en ese aspecto, mientras que Shirô siente que su madre padeció la obsesión enfermiza de su padre por la perfección en la cocina, tanto que acabó con su vida.

 

Con esta base, los protagonistas de la historia van visitando lugares, restaurantes y a genios de la gastronomía que hará introducirnos de una forma maravillosa y educativa en el fascinante mundo de la cultura culinaria japonesa.

Opinión Personal: Teniendo en cuenta que este Manga combina dos de mis pasiones, ya tenía mucho ganado de primera mano para que me gustara. Acabó de engancharme del todo cuando comprobé la seriedad y dedicación con la que se habla de la comida y su forma de crearla. No es sólo un Manga que entretenga por su historia para ver cómo consiguen (y si lo consiguen) crear ese “menú definitivo” y asistir a la rivalidad entre padre e hijo, sino que es prácticamente una enciclopedia gastronómica. La forma de presentar los platos y sus ingredientes y los pequeños trucos de cocina hace que el interés al leer esta obra se multiplique bastante, haciéndola en este sentido única e imprescindible.

Quizás a mucha gente pueda echar un poco para atrás por el estilo de dibujo ya que es un poco antiguo y estático, pero hay que tener en cuenta que esa no es la principal cualidad de esta historia y que por supuesto, no es un Manga que se haya creado en los últimos años y eso, estéticamente, se nota.

Muy acertado es el hecho de contar con la colaboración de Roger Ortuño, del totalmente recomendable blog Comer Japonés, que aporta su sapiencia y experiencia para que sea aún más fiel e instructivo el uso de los términos y nombres usados. La traducción por su parte, corre a cargo de Marc Bernabé que sabe usar perfectamente los nombres propios cuando tiene que usarlos y no traducirlos, dándonos una traducción perfecta para el Manga que tenemos entre manos. Para redondear este apartado, es digno de elogio la inclusión de un glosario al final de cada tomo donde nos explican de forma breve y concisa todos los términos usados para hacer que la lectura sea más completa si cabe.

Edición Española: Como hemos dicho antes, es Norma Editorial la encargada de traernos este Manga a nuestro país. Una edición un tanto atípica por el hecho de ser tomos que recopilan temas en común y no seguir la edición tradicional pero que no rebaja su calidad absolutamente nada, sino todo lo contrario. Tenemos un tomo con la sensación de ser más un libro que un Manga, con todo lo bueno que esto puede conllevar. En este caso tenemos un formato rústica con solapas, de un tamaño aproximado de 14,5 x 21 cms. y que incluye más de 260 páginas. Todo al precio de 12€.

De momento sólo tenemos el primer número a la venta desde finales del mes pasado y a finales de éste, podremos disfrutar del número 2 ya que Norma lo presenta como una de sus novedades para el próximo Salón del Manga de Barcelona.

 

Para finalizar os mostramos la portada del primer tomo en su edición española: 

Por Miguel A. Aguilar

También puedes escucharle semanalmente en el programa radiofónico Freakytown

Cerrar