No Solo Gaming: Redescubriendo Bakuman, otro gran éxito de los autores de Death Note

Sin duda, una de las series que más dio que hablar en la pasada década fue la interesantísima Death Note. Este popular y exitoso título concluyó con un total de 12 tomos allá por 2006, desde ese momento los seguidores de la enrevesada historia del cuaderno de muerte deseaban con todas sus fuerzas una nueva serie de este tándem que tanto les había hecho disfrutar. Después de un par de años de espera, el dúo formado por Tsugumi Ohba y Takeshi Obata volvió a la carga con la intención nuevamente de hacer temblar los cimientos del Manga pero esta vez desde dentro con una historia protagonizada por dos estudiantes cuyo sueño es convertirse ni más ni menos que en todo unos profesionales del cómic japonés. Una apuesta arriesgada donde nos mostraban el Manga dentro del propio Manga.

Desde el primer capítulo publicado en el semanario Shônen Jump el 8 de agosto de 2008, esta serie no pasó desapercibida y empezó a recoger tanto enormes alabanzas como feroces críticas ya que no todos los lectores veían con buenos ojos que se tratara de esta forma y desde ese punto de vista el mundo editorial japonés. A estas críticas incluso se sumaron las voces de algunos mangakas que les horrorizaba ver cómo en Bakuman se edulcoraba, según su punto de vista, lo dura que es su profesión debido a la presión y al ritmo frenético de edición al que se ven sometidos los autores. A pesar de estas opiniones contrarias al estilo y trama de Bakuman, la serie fue todo un éxito de ventas extendiendo su publicación hasta los 20 tomos, contando incluso con una versión de anime de tres temporadas y a la espera del estreno de su película en imagen real.



De qué va: La serie se centra principalmente en los dos personajes protagonistas y en el anhelo de convertirse en profesionales aunque sus verdaderas motivaciones para llegar a esa meta sí les diferencia. Por un lado tenemos a Akito Takagi, un joven muy inteligente con un gran futuro por delante que es un apasionado del Manga y su mayor sueño es ser guionista profesional dentro del mundo del cómic japonés. Su talento reside en narrar historias y desarrollar tramas que verdaderamente podrían ser muy interesantes pero para poder plasmar en viñetas estas ideas que fluyen en su cabeza necesitaría la destreza de un buen dibujante ya que los pinceles no lo es suyo, y aquí es donde entra en liza el otro de los protagonistas: Moritaka Mashiro. Mashiro dentro de su rutinaria vida es uno más, no destaca especialmente en su círculo cercano aunque es un grandísimo dibujante. Ve pasar su vida sin grandes esperanzas ni grandes sueños y aunque está enamorado en secreto de una compañera de clase, la guapa Miho Azuki, no se atreve a declararle su amor.

Un día al salir de clase, Mashiro se olvida una libreta donde suele hacer dibujos de Miho y al volver por ella descubre que Akito le está esperando con el cuaderno en la mano. Al ver la calidad de los dibujos del propio Mashiro, Akito le propone que unan fuerzas para poder llegar a ser autores de Manga aunque a Mashiro no le seduce esa idea ya que precisamente su fallecido tío Nobuhiro fue mangaka usando el pseudónimo de Taro Kawaguchi y precisamente sabe por la experiencia de su tío que no fue un camino de rosas su carrera como profesional. A pesar de su rechazo inicial, Akito consigue convencerle e incluso hace de celestina entre Mashiro y Miho que acaban haciéndose una promesa para que luchen sin descanso por sus sueños: él debe llegar a ser el autor de una serie de éxito para que hagan una versión animada y ella será la actriz de doblaje de la protagonista de dicha historia. Una promesa un tanto rocambolesca que sirve de punto de partida para adentrarnos de lleno en todo lo que rodea al Manga y su edición en tierras japonesas.



Opinión: Como aficionado al Manga desde hace muchísimos años, siempre me han resultado fascinantes todos los datos y noticias que me han llegado de lo que se cuece dentro de este mundillo y especialmente si se trata de la edición en su país de origen. Un mundo apasionante en el que, por supuesto, no es nada fácil destacar y en el que no es oro todo lo que reluce. Lamentablemente no es sencillo acceder a esta información y muchísimo menos de primera mano por eso pienso que Bakuman hace una labor magnífica para los aficionados que estamos deseando saber más y más sobre este tema. Los autores sabiendo que no pueden morder la mano que les da de comer cuentan hasta donde saben que pueden contar y aunque muchos veían esto como algo demasiado negativo, es de agradecer que saquen a la luz algunos aspectos del mundo editorial del Manga en Japón que pueden crear tanta controversia como han creado.

Tras Death Note tenía unas ganas enormes de volver a hincarle el diente a un trabajo de este dúo de autores y durante los 20 tomos que dura la serie para nada me sentí decepcionado. Una serie con muy buen ritmo que a pesar de meter algunas historias de amor con calzador no desentona en el conjunto total. Muy de agradecer todos los datos que aportan sobre cómo deciden si una serie sea corta o no, qué función tienen los editores dentro de las propias series, qué papel desempeñan los ayudantes,… todo muy bien llevado y narrado haciendo que tengas la sensación de leer un Manga de lucha pero con batallas que se libran a través de la edición de las series y la competencia entre los propios autores que conforman la revista Shônen Jump.

Otro aspecto a destacar son los personajes secundarios que aportan mucho nivel a las tramas que van tratando y que hacen que por momentos sean hasta más interesantes sus historias que la de los propios protagonistas. Estos secundarios son personajes muy bien creados que incluso algunos están basados en autores y editores reales de Shueisha, la editorial japonesa. También es de agradecer las referencias que se hacen a series reales de éxito siendo otro valor añadido que le hace aumentar la calidad de este título.

En general una muy buena serie dirigida especialmente a los que nos gusta el Manga y todo lo que envuelve su edición en Japón.

Los Autores:

Tsugumi Ohba: El guionista de Bakuman y Death Note usa este pseudónimo para firmar sus trabajos. Al parecer, el personaje “L” de Death Note podría estar basado en su extraña personalidad. Es bastante celoso de su intimidad y por lo tanto no hay fotos de este autor del que poco más se sabe. Para representarse, suele usar la imagen con la que acompañamos este texto.



Takeshi Obata: Uno de los mejores dibujantes actuales que posee un estilo limpio, claro y bonito que además hace un uso magnífico de las viñetas en la composición de las páginas. Un todo terreno que ha demostrado su valía en series de la talla de Death Note, Bakuman o All You Need Is Kill, adaptación en Manga de la novela que sirvió de inspiración a la película Al Filo del Mañana protagonizada por Tom Cruise.

Fue otro de los autores invitados al pasado Salón del Manga de Barcelona y dentro de las actividades que realizó en dicho evento hizo toda una verdadera demostración de su talento en la Master Class donde dibujó a los protagonistas de Bakuman y al propio “L” de Death Note como podéis ver en el siguiente vídeo:

Obata es, al igual que Tsugumi Ohba, otro autor que tampoco quiere dar demasiado a conocer su imagen y así lo hizo saber en las charlas que dio en el Salón del Manga de Barcelona pidiendo al público asistente que se abstuviera de hacerle fotos lo máximo posible. Suele dibujarse con esta caricatura que, dicho sea de paso, se le parece bastante.



El Anime: Tres temporadas de 25 capítulos cada una completan la versión animada de este título. J.C. Staff es el estudio encargado de esta producción que comenzó en 2010 y finalizó en 2013. 

Adaptación muy fiel del Manga que inevitablemente tiene aspectos que difieren de la obra original y aunque cuenta con un buen diseño de personajes la calidad de Takeshi Obata es difícil de plasmar y en ese aspecto sale derrotada si lo comparamos con su versión en papel.

Aquí tenéis el vídeo del primer opening:

El live-action: La adaptación en imagen real tiene anunciada su fecha de estreno para este mismo año y estará protagonizada por Takeru Satoh y Ryunosuke Kamiki (actores que podemos ver también en la adaptación de Rurouni Kenshin interpretando al propio Kenshin Himura y a Soujiro Seta respectivamente). Takeshi Obata colaborará en la producción del film e incluso algunos de sus dibujos se podrán ver en el largometraje.



Edición Española: Norma Editorial fue la encargada de traer este exitoso Manga a nuestro país. Como viene siendo habitual en las ediciones de esta editorial, durante su publicación fue regalando cofres para poder guardar de una forma más segura y bonita los tomos de esta serie además de otros regalos como pegatinas y colgantes. Una edición muy cuidada y una perfecta traducción que además contaba con un glosario al final de cada tomo para hacernos entender aún mejor los términos que se usaban durante dicho tomo.

Además de la serie completa, Norma también se atrevió con la edición de los dos tomos especiales que sirven para ampliar aún más el universo de esta divertida serie: Charaman Characterbook y Fanbook Perfect Comic Profile.

Por Miguel A. Aguilar

  También podéis escucharle semanalmente en el programa radiofónico Freakytown

Publicaciones relacionadas

Cerrar