No Solo Gaming: Trágica Derrota de Nozoe Nobuhisa

No Solo Gaming: Trágica Derrota de Nozoe Nobuhisa

Debido a la Segunda Guerra Mundial, esa terrible guerra que tan bien queda en películas y documentales pero que tanta muerte y destrucción dejó a su paso, el país nipón quedó bastante dañado, y no sólo social y materialmente. Creo que a estas alturas todos tenemos bastante claro el dolor, el caos y la destrucción que llevaron los espeluznantes bombardeos a las ciudades sureñas de Nagasaki y Hiroshima, dos  ejemplos de lo que llegó a sufrir el país del sol naciente debido al apoyo ofrecido a la Alemania de Adolf Hitler. Un daño irreparable dejando a un país japonés sumido en la más absoluta miseria. 

Pero la historia nos ha mostrado que Japón es un país que ha sabido sobreponerse más de una y de dos veces a catástrofes y tragedias como la sufrida durante la nombrada guerra. Un país que ha sido sufridor pero a la vez valiente y luchador para enfrentarse a todos los males que le han ido llegando a lo largo de su extensa e interesante historia, aunque a pesar de su espíritu combativo, o más bien, debido a su espíritu combativo, Japón en su inevitable rendición tras los bombardeos atómicos quedó muy tocada en su propia identidad, en su intachable orgullo.

Esa incurable herida tan profunda ha ayudado, en gran parte, a moldear a la sociedad japonesa desde tan terribles sucesos hasta nuestros días, rechazando cualquier tipo de violencia y aprendiendo de los errores cometidos. Ese pensamiento tan intrínseco en la actual mentalidad nipona lo podemos encontrar en muchas obras de ficción que tengan como telón de fondo la Segunda Guerra Mundial demostrándonos cómo ha llegado su influencia hasta nuestros días. Como muestra de esta afirmación, esta semana en nuestro No Solo Gaming comentamos la interesantísima y cruda obra de Nozoe Nobuhisa titulada Trágica Derrota que edita en nuestro país ECC Ediciones.

La guerra y sus devastadores efectos. En Trágica derrota, Nozoe Nobuhisa aprovecha la celebración del 70 aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial para reflexionar sobre sus consecuencias. Cada capítulo se centra en un personaje que desde la actualidad rememora las vivencias de la contienda: un superviviente de las Unidades Especiales de Ataque que recuerda una antigua promesa, un anciano torturado por sus remordimientos o una anciana que aún conserva el cianuro de potasio que le dieron en Manchukuo tras el final de la guerra. Testigos, partícipes o víctimas de uno de los episodios más dramáticos de la historia

El autor Nozoe Nobuhisa plasma en su obra de una forma tremendamente íntima y cercana, la crudeza y el dolor que llega a generar cualquier tipo de guerra aunque este trabajo suyo se centre en la archifamosa Segunda Guerra Mundial. A pesar de que en las páginas finales del citado tomo se nos asegure que las historias y personajes han salido todas de la imaginación de su talentoso autor queda más que claro que no hace falta basarse en las vivencias reales de las personas que padecieron los desastres del citado conflicto bélico para acercarnos una pequeña muestra del verdadero infierno que debe ser vivir de primera mano una guerra de tal calibre.

Con pulso firme y de forma dolorosamente real y fiel, el autor nos traslada tanto al campo de batalla como a todo lo que se generaba alrededor, siendo esto a veces incluso más doloroso e increíble, pudiéndose ver espeluznantes casos de traición, maldad e incluso canibalismo demostrándonos que la línea de la cordura y la rivalidad a veces no está tan clara como se podría pensar. El autor se basa en una época casi actual para apoyarse en personajes que vivieron la guerra en su juventud y a través de sus narraciones y recuerdos sacar a la luz todo el daño y secuelas que deja en las personas que tuvieron la fortuna de salir vivas de tal tropelía. 

El dibujo colabora de manera más que directa a trasladar al lector esa sensación de proximidad siendo especialmente realista e incluso apoyándose a veces en ciertas fotos que hacen las veces de fondo de viñeta ayudando aún más a ese sentimiento de querer vincular de forma tan directa al lector con la acción. Con un estilo añejo en el que predomina el uso del lápiz por encima de la tinta, Nozoe Nobuhisa, a pesar de sus pequeñas limitaciones narrativas que pueda tener, es capaz de transportarnos a ese Japón sufridor, sucio y luchador que soporta en los hombros de su gente el final del horror, el final de la guerra, alargándolo hasta nuestros días mostrando todo el daño y sufrimiento que sigue presente a pesar de haber dado por finalizada la guerra en sí.

Sin llegar a ser desagradable para el lector y con un enorme talento y cuidado, el autor nos muestra en este manga todas las atrocidades a las que somete una guerra al ser humano convirtiéndose en un título más que recomendable, que llega para zarandear nuestras cómodas conciencias e intentar que no caiga en el olvido ciertos pasajes vergonzosos de nuestra historia como son los que hace mención Nozoe Nobuhisa.

Edición española. La editorial ECC Ediciones es quien bajo su sello nos trae este formidable manga que en su idea de encuadrar las grandes obras del mundo del cómic ignorando su país de procedencia, clasifica Trágica Derrota dentro de su línea autoral ofreciendo este tomo único en una edición que encaja perfectamente con el resto de títulos englobados dentro de esta nombrada línea. Así, tenemos un volumen en rústica, de 192 páginas a un precio de 16,95€. Como punto negativo se le podría criticar el título del lomo tan oscuro como el fondo en el que está escrito siendo casi imposible de leer, aunque eso no le resta ningún ápice de calidad ni a la más que correcta edición ni por supuesto, a su enriquecedor contenido.

Finalizamos mostrando su portada española:

Por Miguel A. Aguilar
También puedes escucharle en Freakytown

Publicaciones relacionadas

Cerrar