No Solo Gaming: Voces de una estrella distantes y Revista Especial Shôjo: más novedades de Planeta Cómic para el Salón del Manga

Tras dar el pistoletazo de salida a las reseñas de las principales novedades que las editoriales ofrecieron en el pasado XXI Salón del Manga de Barcelona con la primera parte de las editadas por Planeta Cómic (hablando de My Hero Academia y Parasyte, artículo que podéis recuperar aquí) esta semana finalizamos la parte dedicado a esta editorial repasando otras dos de sus grandes novedades como han sido el tomo único Voces de una estrella distante y la revista especial Shôjo dedicada por completo a la autora Wataru Yoshizumi.

Voces de una estrella distante: El amor en tiempos de mechas

Estamos en el año 2046 y aunque la humanidad ha sido capaz de evolucionar muchísimo tecnológicamente, en las relaciones personales sigue igual que años atrás. En estas tenemos a Noboru y Mikako, dos estudiantes que a pesar de su relación tan especial cada uno ha tomado un camino distinto: mientras que Noboru sigue con sus estudios y su rutinaria vida, Mikako ha sido elegida para formar parte de una expedición espacial. A pesar de la distancia y las dificultades tanto tecnológicas como sentimentales que esta situación conlleva, ellos intentan mantener su relación aunque no sea para nada una tarea sencilla.

Nuevo título de Makoto Shinkai que llega a nuestro país y que va viendo cómo se está publicando prácticamente toda su obra (en animación y en papel) en apenas unos años. No es que hablemos de un autor que tenga una filmografía infinita pero al menos se va viendo que se sabe apreciar el buen hacer de Shinkai y que el público, porque a fin de cuentas es quien decide con sus compras si un autor es rentable o no, espera con ansia cada publicación nueva suya agradeciendo su publicación en nuestro país. Voces de una estrella distante es su nueva obra en España pero realmente fue su primer Manga editado en Japón allá por 2005 siendo otra adaptación de un largometraje propio, esta vez se trata de su primera película creada en 2002. En esta ocasión le acompaña al dibujo la estupenda Mizu Sahara que imprime cada viñeta de mucho detalle y sentimiento a la historia que nos va narrando Makoto Shinkai. Es verdad que puede hacer, tanto por la estética como por en parte su historia, recordarnos ligeramente (y sólo ligeramente) a la versión manga de Neon Genesis Evangelion aunque como decimos es sólo de forma eventual y por supuesto, sólo absorbiendo la parte positiva de lo que esto supone. El dibujo y estilo narrativo que nos propone la señorita Sahara es de una delicadeza y una calidad sublime trasladándonos con una facilidad pasmosa tanto a la parte más conocida para nosotros en la Tierra como a la ciencia ficción interplanetaria que también se nos presenta. Una tarea nada fácil que aquí supera con una nota más que sobresaliente.

En lo que se refiere a la trama en sí, Makoto Shinkai en esta ocasión vuelve a tocarnos el corazoncito con una nueva historia de amor en la distancia, otra vez vuelve a plantearnos lo duro que puede ser intentar llevar (o comenzar) una relación a muchísimos kilómetros de distancia pero esta vez más que kilómetros son incluso años luz ya que en esta ocasión el autor ambienta la trama en un futuro no demasiado lejano pero sí con grandes tintes de ciencia ficción llegando a tener finalmente una relación de amor mezclada con mechas (súper robots).

Shinkai sabe narrar perfectamente este tipo de historias moviéndose como pez en el agua y sabiendo qué darle y cómo al espectador para que vaya empatizando con sus personajes principales haciéndonos partícipes de una historia muy dura de llevar pero que siempre están sazonadas con muchas gotas de positividad.

Una historia que queda perfectamente cerrada en este tomo único y que aunque contenga grandes tintes de ciencia ficción realmente lo importante y lo que quiere hacer destacar (y narrar) el autor es la historia de amor en la tremenda distancia a la que sitúa a sus protagonistas y cómo llevan cada uno el hecho de no poder saber nada el uno del otro en varios años. Una preciosa historia que no cae para nada en la ñoñería fácil y que a buen seguro hará las delicias de los miles de fans del gran Makoto Shinkai y por supuesto también a los que de momento no sean fan del autor y simplemente buscan una buen manga romántico con personajes muy reales y muy bien creados contando una historia bonita, sencilla y muy bien narrada.

La edición de Planeta Cómic es más que correcta ofreciéndonos un tomo único de más de 230 páginas (varias de ellas a color), en un formato de 12.8 x 18 cms. en rústica con sobrecubiertas. Este título, al igual que ya hiciera con 5 Centímetros por Segundo, lo ha clasificado la propia editorial dentro de su línea Babel, dándole la categoría de cómic de calidad que puede ser leído y disfrutado por cualquier tipo de público. El precio de este tomo es de 9,50€.

Os mostramos la portada del citado volumen:

Revista Shôjo Especial Wataru Yoshizumi: La familia y el shôjo crece

Normalmente en las reseñas comento un poco lo que me parece la historia, dibujo, trama, personajes… de la serie o película en cuestión, esta vez, tratándose de una revista especial dedicada a una sola autora voy a centrarme en explicar qué podéis encontrar en esta publicación. Aprovechando el enorme éxito que sigue disfrutando el shôjo (manga para chicas centrados principalmente en historias románticas) y el resurgimiento que ha tenido en nuestro país, Planeta Cómic ha querido homenajear (y de paso presentar varias de sus series que publicará el año que viene) a una de las grandes autoras de este género siendo sin duda su gran precursora en España gracias al enorme éxito que tuvo Marmalade Boy, también conocida como La Familia Crece. En esta publicación Planeta nos presenta varios de los primeros capítulos de sus series, encontrándonos así con el principio de títulos como Handsome Girl y Chitose Etc. que verán la luz de forma regular en 2017, aunque también podemos leer el comienzo de Marmalade Boy Little, PXP, Cappuccino, Cherish y Spicy Pink, series abiertas que se están publicando actualmente tanto en Japón como en España o tomos únicos que ya han sido editados pero que aquí se nos da la oportunidad de poder descubrir cómo comienzan. Aunque ya ha tenido un par de reediciones en nuestro país y fue editada hace mucho tiempo, no podía faltar en este especial el comienzo de Marmalade Boy, serie que como hemos nombrado unas líneas más arriba fue quien realmente abrió las puertas de par en par al shôjo en España siendo un enorme e inesperado éxito su emisión en La 2 a partir de septiembre de 1998. Otros puntos a favor de esta publicación son los “extras” que podemos disfrutar como el de un breve pero emocionante mensaje de la propia autora haciendo mención de su visita al Salón del Manga de Barcelona hace varios años, del que guarda un gran recuerdo, o la inclusión de los free talks (pequeños comentarios de la autora) que van apareciendo a lo largo de las páginas.

Planeta Cómic también aprovecha para anunciar distintas series que se enmarcan dentro de este género que verán la luz el próximo año y que aunque no pertenezcan a Wataru Yoshizumi son muy esperadas por su público como Matsuri Special o Daytime Shooting Star, la otra gran apuesta en este sentido de Planeta para 2017.

En definitiva, con este especial shôjo tenemos a priori una apuesta relativamente arriesgada pero que viendo los números de venta en el propio Salón del Manga ha sido todo un acierto. Un verdadero regalo para los amantes de este género, en especial lógicamente de Wataru Yoshizumi, y que realmente estaría bien que se probara con otros géneros y otros títulos (y sobre todo, que después tuvieran el mismo éxito). Una publicación que recuerda enormemente a las revistas semanales y mensuales tan habituales en Japón, que aunque no está editada en el mejor papel posible se entiende perfectamente por la cantidad de series a las que podemos acceder y sobre todo por ofrecernos más de 300 páginas en un tamaño de 17.5 x 25.5 cms. al increíble precio de 3,95€. Por favor Planeta, queremos más revistas así…

Finalizamos el artículo con la portada de esta revista especial:

Por Miguel A. Aguilar
También puedes escucharle en Freakytown

Cerrar