¡Nos vamos de boda! Pero en videojuego

Si en los videojuegos podemos ser soldados, luchadores, profesionales del deporte, etc., ¿por qué no convertirnos también en maridos y mujeres? Es lógico que también se pueda. Al fin y al cabo ya se sabe, pocas cosas son tan peligrosas como el matrimonio.

Pero, chistes aparte, cada vez son más los juegos que se basan en la realidad para cimentar sus desarrollos. Y entre las muchas acciones que podemos llevar a cabo, está el casarnos con otros personajes. Aquí tenéis un repaso a algunos de los que más nos han gustado. Quien siga soltero, es porque quiere.

Los Sims

El simulador social por excelencia. Y uno de los primeros juegos que realmente nos permitía “intimar” con miembros del sexo opuesto (o del propio). De hecho, el objetivo de los Sims, más allá de edificar y amueblar nuestro hogar, era conseguir crear una familia, tener hijos y todas esas cosas.

Y también podíamos tener nuestras aventurillas de cama. Aunque cuidado, porque más de uno se llevó un puñetazo en la cara por tontear con la persona equivocada. Hay maridos que no tienen sentido del humor (o del amor).

 

 

Fable

Sin duda una de las series más innovadoras e interesantes de las últimas generaciones. Fable también tiene sus momentos románticos y pasionales. Si ligamos con otros personajes (con un sistema muy heredado de los Sims), podemos acostarnos con ellos, irnos a vivir juntos, casarnos… Simplemente hay que saber cómo comprometerse, tener un anillo, una casa en la que vivir, lo típico.

Eso sí, el matrimonio es algo muy serio. Mantener a una esposa (o marido) cuesta lo suyo. Y para mantener relaciones seguras, lo mejor son los condones.

 


 

Harvest Moon

Esta singular serie es muchas veces una gran desconocida entre muchos jugones, pero está llena de posibilidades. Aparte de trabajar de sol a sol en una granja, también podemos hacer otras cosas, entre ellas casarnos. Pero Harvest Moon, bajo su apariencia infantil y desenfadada, esconde un desarrollo duro. Muy duro. Que nadie piense que hacerse a una chica es cosa de dos días.

Al contrario. En el juego teníamos que cumplir un montón de requisitos para conseguirlo, al igual que para hacer cualquier otra cosa. Lo dicho, una saga para usuarios pacientes. Pero todo tiene su recompensa, claro…

 

 

The Elder Scrolls V: Skyrim

En el salvaje mundo de Skyrim también hay lugar para el amor. Durante la aventura de Bethesda, es posible crear una familia, tener hijos y, en definitiva, hacer un hogar. Para eso hay un buen número de hombres y mujeres dispuestos a pasar por el altar.

Además, si sois de los que no quieren perder tiempo con cortejos, hay “ayuditas”, como un amuleto que nos ayuda a que nuestro amante caiga rendido a nuestros pies. ¿Lo venderán también en algún mercadillo de segundo mano? Igual no estaría de más comprarse un par de ellos…

 

 

Dragon Quest: La Prometida Celestial

Dragon Quest, la mítica saga de rol, fue uno de los primeros títulos que nos permitió perder la soltería. En el caso de este capítulo (relanzado en Nintendo DS), podíamos elegir entre varias de las protagonistas de la aventura. En función a nuestra decisión, cambiaba un poquito la historia y el color del pelo de nuestros hijos.

 

 

Fire Emblem Awaking

Otro juego rolero en el que podemos pensar en formar una familia. Al igual que en Dragon Quest, las opciones son bastante más limitadas que en otros de los títulos de este artículo, variando algunos detalles concretos de la descendencia (como el color de pelo, otra vez). Pero lo bueno es que, como en todo juego de rol que se preste, al final la familia puede terminar luchando unida.

 

 

Mass Effect

Aunque no es el primero, ni el más profundo, Mass Effect ha sido uno de los juegos que más ha llamado la atención por poder tener relaciones entre personajes. Y eso que, a diferencia de otros, es bastante políticamente correcto: solo se nos permite hacerlo de una en una (o uno en uno). Si no, podemos correr el riesgo de quedarnos a dos velas.

Sea como fuere, lo cierto es que algunas de las imágenes del juego han recorrido Internet e incluso levantaron alguna que otra polémica. Cuando les da, les da. No es una boda como tal, pero oye, se parece a la noche tras la celebración.

 

 

FIFA 12

¿Quién dijo que el mundo del fútbol está exento de momentos calientes? Desde luego, la versión del año pasado de FIFA presentó algún que otro abrazo muy sospechoso. Estaba claro que se trataban de fallos ocasionados por el innovador motor de colisiones del juego, pero aún así la broma se extendió como la espuma por Internet.

Esto es todo por ahora. En AlfaBetaJuega somos románticos, pero sin pasarnos. Ahora decidnos vosotros, ¿en qué juego os han robado el corazón? ¿Con qué personaje os gustaría compartir los anillos? 

Publicaciones relacionadas

Cerrar