La nueva actualización de Fortnite está generando muchos misterios

El hielo deja muchas preguntas con la última actualización del juego.

Misterios de Hielo en Fortnite 01

Hace tan solo un día sabíamos de la llegada de una nueva arma a Fortnite. Con la actualización que ha llegado, el battle royale de Epic Games sigue creciendo para atraer a más jugadores y seguir siendo todo un éxito, no en vano ha sido lo más jugado de Switch en 2018, pero también para lanzar muchas preguntas al aire a través de nuevos misterios. La nieve y el hielo siguen apoderándose del mapa, y no hacen más que traer nuevas incógnitas.

Aunque los huevos de dragón siguen donde estaban, los usuarios han descubierto una extraña esfera de hielo que ha aparecido sobre Pico Polar, en la zona oeste del mapa. Flotando y envuelta en frío, acercarse a ella provoca que la pantalla se congele y se torne de color blanco, pero que no suceda nada más. Huelga decir que ya se han trazado similitudes con Kevin, el misterioso cubo púrpura que acabó en Balsa Botín; pero todavía no se sabe qué puede suceder con esta esfera.

Pero no es lo único que ha llegado con la versión 7.20 de Fortnite. Un misterioso montículo de hielo ha aparecido en Aldehuela Alegre con una barra de salud de 5 mil millones puntos de vida. Cada impacto de los jugadores hacía que se redujera en 50 puntos, por lo que se esperaba una titánica labor para poder hacer que desapareciera. No obstante, ya lo han conseguido, y lo único que se ha obtenido a cambio es una escotilla cerrada para entrar en un búnker del que no se sabe qué alberga en su interior.

No es el primer búnker que aparece en Fortnite, ni tampoco el último misterio que llega al mapa de juego. Epic Games está dejando muchos cabos sueltos en diferentes puntos del mapa para disparar las dudas de los jugadores, pero es cuestión de tiempo que vayamos descubriendo para qué es cada cosa y qué va a terminar por suceder de cara a la próxima temporada.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar