Nueva Nintendo Switch: Cuatro ideas de lo que podría ser

Esta semana, el Wall Street Journal aseguraba que Nintendo podría estar trabajando en una nueva versión para Nintendo Switch que llegaría en 2019, y aunque aún es un rumor puramente especulatorio (no hay confirmación oficial por parte de la Gran N), no sería raro que una nueva versión de la híbrida de la compañía japonesa estuviera en camino.

Si eres un fan de Nintendo y de sus portátiles, te habrás dado cuenta de que es más que habitual contar con una segunda versión de sus sistemas, y es que si nunca has comprado dos formatos de la misma portátil, permíteme decirte que no eres un nintendero de toda la vida.

Pero lo más jugoso de este rumor no es el propio rumor en sí, sino pensar el qué cambios concretos tendrá el nuevo hardware de Nintendo. The Wall Street Journal ha dicho que la nueva Switch tendrá “más brillo, será más delgada y energéticamente más eficiente”. Pero claro, eso poco nos aclara porque ¿será una revisión “por encima” o habrá cambios más sustanciales?

Tomamos como base las ideas Travis Verbil, redactor de Dual Shockers, pues las cuatro opciones que propone bien podrían ser una realidad de cara a 2019.

1. Modificaciones superficiales

A priori, esta sería la opción principal por la que apostaría la mayoría del mundo. ¿Por qué? Pues porque supondría una renovación de componentes menor que darían un plus a la consola sin cambiar el sistema demasiado. Una pantalla más brillante de 1080p, más memoria interna, mayor delgadez, una mayor batería y un rediseño que la hagan más atractiva.

Con esto, Nintendo podría mantener el precio de venta actual y volver a interesar a los consumidores en su sistema.

2. Tamaño reducido

En este caso estaríamos ante un cambio de tamaño de Nintendo Switch, que reduciría su tamaño y sólo funcionaría como portátil. De esta forma Switch tendría una forma que hiciese más cómoda de llevar de un lado a otro. Eso sí, esta consola sería una versión menos potente que la original, por lo que el catálogo de esta “Switch Micro” sería gráficamente menos exigente.

3. Potencia al poder

Algo que le encantaría a más de uno es que la “nueva” Nintendo Switch se actualizara para ofrecer la potencia gráfica de PS4 y Xbox One. De esta forma se mejorarían títulos como Breath of the Wild y Super Mario Odyssey, y se solventaría el problema con ciertos ports third-party

La forma más sencilla de hacer esto sería darle al dock más presencia y con una GPU extra integrada. Lo malo, los títulos más hardcore sólo podrían disfrutarse cuando la consola estuviera conectada al dock. Un mal menor considerando la potencia que sumaría Switch de esta forma.

4. La casa por la ventana

Esta actualización sería más un sueño que una realidad, sobre todo cuando esta es la primera vez que se revisa el sistema. Pantalla OLED 1080p para el modo portátil y una GPU increíble en el dock de Switch que compitiese con la Xbox One X. Así, los juegos antiguos podrían correr a especificaciones mayores y tener juegos exclusivos de un nivel superior. Evidentemente, esto no sería barato, por lo que el precio de Nintendo Switch se incrementaría enormemente (alrededor de 400 euros) y eso podría no ser demasiado atractivo para los consumidores. 

¿Qué piensas tú? ¿Cómo crees que será esta nueva Switch, rompedora o más continuista?

Mario Arias

Recolector incansable de contenedores de corazón y piezas de la Trifuerza, emisario de la Diosas en la Tierra de Hyrule y adorador de la Luz de la Espada Maestra. Me defino como Nintendero de corazón y Tolkiano de-mente. Studio Ghibli es mi religión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar